Buscar este blog

martes, 8 de diciembre de 2015

La fórmula del éxito de Brandon Sanderson.

Pocos autores han irrumpido con tanta fuerza dentro del panorama fantástico en los últimos tiempos como Brandon Sanderson, tal vez solo Abercrombie podría aguantarle la comparación si hablamos de impacto reciente.

El autor norteamericano nacido en Nebraska, publicó en 2005 la que sería su primera gran novela "Elantris", y desde entonces no ha parado de sumar a su causa una ingente cantidad de fans incondicionales deseosos de poder hincarle el diente a su siguiente trabajo.

Pero ¿Cuál es la clave del éxito de este autor?

"A pesar de mi camisa soy un auténtico triunfador"


Algunos te dirán que sus fascinantes historias, otros te alabaran su magnífica narrativa, o lo más normal es que te hablen de la "originalidad" que desprenden la mayoría de sus libros.
Como un lector que se ha leído casi toda la obra de Sanderson en castellano, además de lo comentado más arriba, creo que la clave del éxito del autor norteamericano es el patrón que emplea en casi todas sus novelas.

Para empezar en todas sus historias podríamos decir que los protagonistas, o al menos su personalidad, son muy similares. Con esto no quiero decir que cada personaje sea un copia y pega del anterior, pero sí que comparten una gran cantidad de similitudes que consiguen que mientras estás leyendo no tengas duda de que ese es un personaje de Sanderson (ojo no digo que eso sea nada malo). Por ejemplo, sus personajes femeninos siempre hacen gala de un tesón y una inteligencia superiores al resto de protagonistas, que les hace triunfar a pesar de todas las vicisitudes con las que se encuentran en su camino. Tengo la creencia de que si intercambiamos los personajes de la princesa Siri del "Aliento de los Dioses", por la princesa Sarene de "Elantris" o por Shallan del Camino de los Reyes, sus historias apenas variarían de un modo significativo. No así en el caso de Vin de "Nacidos de la bruma", donde el personaje si se desmarca algo más de este patrón.

En los personajes masculinos protagonistas también podemos encontrar una pauta generalizada. Menos inteligentes que sus homonimas femeninas, pero con una noble personalidad y un gran corazón que les permite superar todos los envites a los que Sanderson les somete.

Otro punto que se repite en todas las historias del autor mormón, es el "novedoso" sistema de magia que emplea en cada una de ellas y que suele distar muy mucho de lo visto en sus otras obras. Entrecomillo lo de novedoso, porque en algunos casos no deja de ser aplicar ciertos conocimientos del día a día con una pequeña vuelta de tuerca con la que crear un estilo de magia. Por ejemplo, en Nacidos de la Bruma emplea la alquimia para crear un sistema de magia basado en engullir ciertas cantidades de diferentes metales para poder lograr todo tipo de cosas alucinantes, como volar o tener una fuerza sobrehumana. Otro ejemplo de un sistema "original", podría ser la magia Biocromática de la que podemos disfrutar mientras leemos el Aliento de los Dioses.

Bien, ya tenemos dos puntos que emplea Sanderson de forma habitual en sus historias y que le han ayudado a lograr su gran éxito, como son sus personajes y la peculiaridad de su magia ¿Pero hay más?

Diría que hay un tercer elemento que emplea en todas sus historias y que aunque en mi caso no siempre soy fan de hacer uso de ello, es algo que de normal suele gustar mucho al público en general, y es terminar con un final en el que los protagonistas de la historia salen triunfantes.

Como digo a mí es algo que no me suele convencer del todo, ojo no digo que todas las historias tengan que terminar mal, pero si siempre terminan bien, al final pierdes la tensión cuando estás leyendo una historia en la que sabes que pase lo que pase va acabar bien para el protagonista, aunque se encuentre en una situación de vida o muerte.

Resumiendo, tenemos personajes definidos, un sistema de magia "original" y un final más o menos feliz. Pero claro, con todo eso no se consigue solo ser uno de los autores más importantes dentro de la literatura fantástica al día de hoy, nos faltaría algo más. Ese algo, como no, es la forma en que Sanderson es capaz de plasmar sus ideas sobre el papel de una forma majestuosa. Tanto la forma en que suele llevar el tempo de la narración, como sus detalladas descripciones o los giros argumentales en sus novelas, son expresados con una maestría que está al alcance de muy pocos escritores actuales.

Por ponerle un pero a Sanderson, aunque ya lo he comentado más arriba con el tema de sus finales, creo que le falta un poco de mala leche en sus historias y salirse un poco de ese tono de corrección que suele emplear.


Aunque claro, estando en su situación y viendo que su formula le funciona libro tras libro, pues comprendo que la siga explotando.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada