Buscar este blog

martes, 26 de abril de 2016

Game of Thrones 6x01, The Red Woman

Como seguidor acérrimo de Canción de Hielo y Fuego (Martín ponte a escribir de una vez y que sea algo mejor que los dos últimos libros) y por ende de la serie GOT, he decidido hacer una pequeña reseña de cada uno de los capítulos que se emitirán esta temporada.
Mi intención no es cortarme a la hora de hablar sobre la trama (spoilers everywhere), así que de normal publicaré las reseñas durante los martes tarde o miércoles mañana, para que la gente que quiera leerme u opinar sobre el tema, disponga de tiempo suficiente para visualizar el capítulo.

Empiezo con el 6x01, The Red Woman.

Comenzamos con el típico resumen de un par de minutos acerca de lo sucedido la temporada anterior y que seguro servirá a más de uno para ponerse al día.

El capítulo comienza con el cadáver del insufrible Jon Nieve (Seguro que no soy el único al que le gustaría que se quedara bien muerto) siendo descubierto por el gran Ser Davos y conducido por los pocos amigos leales del excomandante hasta su habitación. En esta parte no hay mucho que destacar, salvo como no al gran Edd el Penas(si hubiera justicia en poniente debería ser el Rey sin discusión) y la aparición de Melisandre.

Hasta muerto soy aburrido

Ahora Melisandre lo resucitará y habrá que aguantarle de nuevo, es lo primero que creo que hemos pensado todos al saber el nombre del capítulo y la aparición de esta. Pero no, pasamos de Jon Nieve y nos centramos en Ser Alliser Thorne y los "traidores" que han asesinado a nuestro "amado" Jon Nieve.

Tras un discursito innecesario de los traidores para justificarse por haber matado a su comandante, volvemos de nuevo a la sala donde Davos, Edd y varios leales custodian el cadáver de Nieve. Ahora sí, Melisandre saldrá y lo resucitará. Pues no, parece que lo van a dejar para final del capítulo.

Saltamos hasta Invernalia para ver desgarrado al pobre Ramsay tras la pérdida de la zorra(no sé si debería usar tacos) de su amiga de la infancia. Con la buena pareja que hacían...Por lo que comenta Roose Bolton, parece que Stannis si ha muerto, aunque hasta que no lo vea, no me lo creeré. La trama continua con nuestro querido Hediondo y Sansa huyendo por los bosques cercanos a Invernalia. Vale que es una historia de fantasía, pero saltar desde las altas murallas de un castillo seguro que fácil no debe de ser. A pesar de ello, nuestros dos protagonistas no muestran ningún rasguño aparente y salvo porque son perseguidos por los sabuesos de Ramsay, casi se diría que están de paseo por la montaña.

Y llega el primer momento interesante del capítulo. Como no podía ser de otra forma y a pesar del intento heroico de Hediondo de salvar a Sansa, ambos son capturados por los batidores de los Bolton. Pero en ese preciso instante aparece la aburrida de Brienne de Tarth ( lo de aburrida lo entenderéis si habéis leído los libros) junto a Podrick Payne y tras una corta pelea, la mujer se convertirá en espada juramentada de Sansa como le prometió a su madre.

Terminada esta parte de la trama, nos trasladamos hasta Desembarco del Rey para ver como Jaime transporta el cadáver de la pobre Myrcella, hasta los brazos de una afligida Cersei que parece haberse dejado llevar por la desesperación tras los últimos reveses sufridos.

Pasamos a unas escenas aburridas con Margaery Tyrrell que no aportan nada y que son bastante prescindibles. Al menos antes en este tipo de escenas la HBO enseñaba cacho, ahora ni eso.

Y llegamos hasta la soleada Dorne. Donde para sorpresa de todos, ojo con el spoiler, aunque si estás leyendo esto ya deberías haber visto el capítulo, Elliara Arena y una de sus hijas (en la serie no las distingo) se quitan de en medio a Doran Martell cuando este descubre que la princesa Myrcella ha sido asesinada. Pero no contentas con ello, deciden también asesinar a Trystane Martell el heredero de Dorne. En este momento tengo que hacer un apunte. Por un lado, me parece un despropósito lo que han hecho con la trama de Dorne en la serie, en los libros es de lo poco salvable de los dos últimos y abre un abanico de posibilidades enorme. Pero por otro lado, me alegra que hayan tomado un camino tan opuesto y de esa forma los que vayamos a leer los libros no nos comamos posibles spoilers.

Continuemos hasta Meeren. Allí vemos a Tyrion y Varis paseando por las calles de la ciudad mientras comentan el estado de ánimo de la ciudad tras el ataque recibido por la madre de dragones y su posterior desaparición. No hay nada demasiado interesante, salvo por el hecho de que han destruido la flota con la que tenían intención de volver a Poniente en el futuro.

Un poco de Daario y Ser Jorah que descubren que la amada de ambos ha sido capturada por los dothrakis.

Y aquí pasamos a uno de los momentos cumbres de cada capítulo cuando aparece en escena Emilia Clarke representando a Daenerys de la Tormenta. No sé si es cosa mía, pero cada capítulo que pasa noto a la actriz inglesa más desganada y su personaje peor interpretado. Eso unido a sus aburridas tramas, consiguen que Danny, al igual que en el libro, sea un autentico coñazo.

Aunque parezca increíble cada vez lo hago peor.

Tras tener que aguantar los vaivenes de los dothrakis sobre lo que van a hacer con ella, una pena que no tengan en cuenta a la mujer que le pide a su Khal que le corte la cabeza, por fin nuestra querida Targaryen decide descubrir su pasado como Khaleesi y gracias a ello se mantiene con vida, aunque la quieren obligar a volver a Vaes Dothrak.

Antes de llegar al desenlace del capítulo y el momento que la gran mayoría está esperando, nos muestran un poco de Arya. La joven Stark quedó cegada en el final de la temporada pasada y por ahora continua igual, aunque parece que no ha sido abandonada y que su entrenamiento todavía sigue en marcha.

De nuevo volvemos al Muro, donde Ser Alliser Thorne intenta camelarse a Davos para que este y los hombres que custodian en cadáver de Jon Snow se entreguen. Davos le comunica que se lo pensará para darle tiempo a que Edd vuelva con refuerzos, o bien que Melisandre haga alguna de las suyas.

Y por fin el capítulo se centra en Melisandre. Ahora sí que sí, es lo primero que pensé. Lo segundo fue que podría haberse esperado hasta final de la temporada. La mujer roja sin venir a cuento coge y se queda en pelotas, que oye, no seré yo quien critique a HBO por enseñar cacho y menos de Melisandre. Pero como todo lo bueno se termina pronto en esta vida, Melisandre se quita el collar que porta al cuello y cuando de nuevo reaparece en escena, nos quedamos todos con cara de What the Fuck? Al ver desnuda a una mujer que debe de tener por lo menos mil años...Y yéndose esta a dormir, termina el capítulo.


En líneas generales se nota que es un episodio de inicio de temporada donde se deben de colocar las bases que van a seguir las diferentes tramas. No diría que es un gran capítulo, ni tampoco demasiado malo, está bien sin más. Además, han jugado muy bien con el hecho de no resucitar a Jon Snow, a pesar de que debido al nombre del episodio, era lo que todos esperábamos, que no deseábamos, que a mí muerto me va la mar de bien. Aunque la escena final se la podrían haber ahorrado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada