Buscar este blog

miércoles, 25 de mayo de 2016

6x05 The Door.

Como el que no quiere la cosa hemos llegado al ecuador de esta sexta temporada sin apenas darnos cuenta de ello.

El capítulo comienza con una reunión que para mí no tiene ningún sentido y que creo ha sido llevaba de muy mala manera. ¿En qué cabeza cabe que alguien como Meñique se iba a presentar frente a Sansa sin un plan? Pues eso es lo que parece, por mucho que al final le comunique lo del ejercito del Pez Negro (ya era hora de que apareciera) y que Sansa le deje irse sin más. Esto último también es desconcertante dado todo lo que ha sufrido la pelirroja Stark.

De una Stark pasamos a otra cuya trama no avanza nada. Eso es, la trama de Arya se esta eternizando y su entrenamiento va camino de terminar dando cera y puliendo cera con el Señor Miyagi. Tengo la teoría de que Martin todavía no tiene claro que hacer con Arya y por lo tanto los guionistas al no recibir instrucciones del escritor, tampoco saben a donde conducirla.

Tras sufrir demasiados minutos de sopor, pasamos hasta uno de los flashbacks de Bran, a día de hoy la parte más interesante de la serie. Esta vez nos trasladan muchos años atrás en el tiempo y nos muestran como fueron los niños del bosque quienes crearon a los Caminantes Blancos. Para la gran importancia de estos personajes, la escena me parece demasiado acelerada y hubiera sido más acertado el dar una explicación más completa, que los creamos para defendernos de los seres humanos.

Cambiamos de escenario a una de las playas de Pike. Allí los hombres de hierro están decidiendo a quien deben elegir como próximo rey. En los libros esta es una escena mucho más detallada, aquí en la serie simplemente parece que Yara es la única candidata a ser rey, algo curioso dado todos los beneficios que conlleva el cargo, hasta que aparece Euron y reclama su derecho a ser el próximo rey. Tras un tira y afloja entre Euron y Yara, al final Euron termina sacándose un as de la manga y convence a todos los demás de que sí es elegido rey, su pueblo se unirá a Daenerys y juntos conquistaran todo Poniente.

Continuamos en Pike. Mientras Euron es sometido al ritual del Dios Ahogado, vemos como Yara y Theon aprovechan para huir de las islas. Esta es otra de esas situaciones donde la falta de coherencia se adueña de la situación. Si Euron quería matar a sus sobrinos, ¿Por qué esperar a terminar la ceremonia? Lo lógico hubiera sido apresarlos y una vez proclamado rey matarlos, pero no, deja que tanto Yara como Theon se marchen y luego se extraña de que lo hagan. Si quieres Euron se lanzarán encima de tu espada para ahorrarte el trabajo.

Proseguimos con una escena aburrida y en la que quieren ofrecer una gran cantidad de sentimentalismo, pero que no lo consiguen. Daenerys parece el perro del hortelano, ni come, ni deja comer. Deja al pobre Jorah tranquilo si sabes que no quieres nada con él. Aunque claro, la nacida de la tormenta debe de pensar que tener un pagafantas merodeando le puede ser de mucha utilidad.

Un poco de Meeren que no merece ni la pena comentar. La única conclusión que sacamos de todo ello es que los guionistas se están cargando a Tyrion y Varys.

Volvemos con Bran, el cual ha demostrado ya en más de una ocasión que como el resto de los Stark, no es demasiado inteligente. A pesar de tener prohibido el adentrarse solo en sus visiones, él pasa del tema y decide aventurarse en ellas. Un apunte, ¿Tan difícil es vigilar a Bran para que no la líe? Que es parapléjico, que con colocarle a una decena de metros del árbol no tiene nada que hacer. Como buen Stark, Bran termina liándola y consigue que el jefe de los Caminantes Blancos les localice y además al tocarle pueda entrar dentro de su madriguera. Bien por Bran, seguro que Ned estaría orgulloso de él, ya que en todo momento ha sido honorable.

Hago honor a mi apellido.

Viajamos hasta el sur hasta toparnos con el Muro. Allí Davos como uno de los pocos hombres de poniente con dos dedos de frente, parece ser el encargado de preparar la reconquista del Norte por parte de los Stark. Al final todo se reduce a intentar recuperar la lealtad de diversas casas menores, así como reunirse con el ejercito del Pez Negro y formar un frente común. Esto último se lo encargan a Brienne, que igual con suerte en el camino alguien la mata y nos evitamos el vergonzoso romance que quieren crear entre Tormund y ella.

De vuelta a la trama de Bran, nos encontramos con Meera hablando con Hodor, mientras Bran y el viejo están en una de sus visiones. Otro pequeño apunte, llamadme loco, pero si los Caminantes Blancos vinieran a por mí, lo último que haría sería perder el tiempo y más siendo un lisiado que apenas puede avanzar. Como era predecible llegan hasta ellos los Caminantes Blancos y su ejército. Los niños del bosque al más puro estilo Dragon Ball intentan detenerlos pero sus enemigos son demasiados. Mientras eso sucede Meera prepara los bártulos e intenta despertar a Bran. Cuando los Caminantes Blancos irrumpen en la madriguera, vemos a Bran de nuevo en Invernalia el día que su padre se marcha hasta el Nido de Águilas. Ya con los CB y sus zombis dentro de la madriguera, se produce una lucha en la que Meera termina con uno de ellos como si nada. Al final va a resultar que no son para tanto si Sam y Meera pueden con ellos. Entonces tenemos la primera escena prescindible de este final del capítulo. Verano aparece y se sacrifica para darles tiempo a Hodor y Meera a escapar con Bran. Digo que es una escena prescindible, ya que bien podrían haber empleado para ello a uno de los niños del bosque y no matar al Huargo porque sí. Antes de que lleguemos al final, el jefe de los CB mata al viejo del árbol dejando a Bran solo en su visión.

Y llegamos a la escena final y polémica de este capítulo. Cuando parece que no tienen escapatoria Hodor y Meera llegan hasta una puerta que les permite salir al exterior. Tras un gran esfuerzo físico por parte de Hodor, este consigue abrirla y pueden salir, pero los zombis que les persiguen están pegados a sus espaldas. Meera le grita a Hodor que sostenga el portón o "Hold the door" como sería en inglés. Si uno tiene buen oído y es un poco avispado, esas palabras enseguida le habrán resultado familiares. Pero si eso no ha sucedido, los guionistas nos trasladan a la visión de Bran, cuya mirada está fija en Wilys mientras sigue sonando el "Hold the door" de Meera. Al mismo instante que Wilys cae como si sufriera una epilepsia, vemos a Hodor colocarse delante de la puerta y bloquearla. Wilys mientras sufre el ataque no deja de gritar "Hold the door", hasta que conforme Hodor es atacado en la realidad por los zombis, su voz se va apagando y Wilys termina diciendo Hodor.

Creo que si lo que buscaban los guionistas con esta escena era crear una gran carga emocional, lo han conseguido. Ahora bien, también soy de la opinión que la muerte de un personaje de la relativa importancia de Hodor, debería haber sido más trascendente de cara a la trama. Es decir, en realidad Hodor muere para darles un par de minutos o menos a una chica de 50 kilos que carga por la nieve con un trineo que debe de pesar el triple que ella. Si gracias a su sacrificio, Meera y Bran hubieran podido escapar de verdad o darles una gran ventaja, hubiera entendido la muerte de Hodor. Pero tal como lo han hecho, igual que sucede con Verano, podrían haber empleado a uno o varios de los niños del bosque en vez de al gigantón y nada hubiera cambiado.

Por curiosidad, os dejo el enlace en latino de esta escena, para que podáis ver lo complicado que es a veces traducir ciertas escenas y las ventajas que puede ofrecernos ver las series en V.O.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada