Buscar este blog

jueves, 2 de junio de 2016

GOT 6x06 Blood of my blood.

Con un par de días de retraso a lo que es habitual, os traigo el resumen del capítulo de esta semana.

Tras la gran polémica levantada por el anterior episodio, en este es innegable llegar a la conclusión de que es de transición, o como dice un amigo mío, un capítulo de esos aburridos, pero necesario.

Arrancamos el episodio con Meera tirando del trineo en el que Bran todavía se mantiene atrapado en sus visiones. Nos bombardean con una serie de imágenes sobre eventos importantes pasados, en la que destacaríamos la aparición y muerte del padre de Daenerys, Aeris el Rey Loco.

Tras mostrarnos como Meera termina rendida ante la imposibilidad de seguir avanzando, unos cuantas visiones más y por fin Bran despierta, justo cuando los Zombis van a caer sobre ellos. Esta situación no hace más que fortalecer mi idea de que la muerte de Hodor fue innecesaria.

Como era de esperar Bran y Meera se libran de la muerte tras la aparición de un misterioso personaje a caballo que termina derrotando a los zombis y alejándoles del peligro.
Después de esta escena de acción nos trasladan hasta la trama de Sam. Decir que esta parte de la historia es aburrida, sería quedarse corto, casi cinco minutos de nuestras vidas desperdiciados para nada.

De allí nos trasladan hasta Tommen marioneta, el cual haciendo honor a su apodo, se está dejando manipular por el Gorrión Supremo, para un momento después dejarse manipular por su mujer. Bien por Tommen, nadie diría que es un Lannister de pura sangre.

Si los cinco minutos anteriores de Sam nos parecieron infumables, los guionistas nos deleitan ahora con el doble de tiempo. Bien por vosotros, si vuestro objetivo es querer que odiemos a Sam, lo estáis logrando. Lo único que parece tener un poco de interés en esta trama es ver como Sam le roba a su padre su querida espada de acero Valyrio.

Compito con Daenerys por ser el personaje más cansino.


Cruzamos el mar para ver como le va a Arya. Después de llevar la tira de capítulos sufriendo una trama infumable, ahora resulta que la joven Stark no es capaz de matar a la persona que le han encargado y por lo tanto pierde la oportunidad de unirse a los Hombres sin Rostro. Consciente de que su vida corre peligro, Arya recupera la espada que le regaló su hermano Jon y se prepara para afrontar la cólera de Jaqen y su aprendiz.

Me gustaría hacer un inciso en este momento. De verdad que no llego a comprender el motivo por el que han alargado tanto esta trama de Arya, para luego llevarla por otro camino. Mucho va a tener que mejorar la cosa, para no quedarme con la sensación de que nos han estado tomando el pelo y no sabían muy bien que hacer con la más pequeña de las Stark.

Volvemos a aparecer en Desembarco del Rey. Un ejército Tyrrell junto a Jaime se preparan para detener el camino de expiación de Margaery. Todo parece favorecer a las dos familias nobles, hasta que el Gorrión Supremo les demuestra que ha sido capaz de atraer a su lado a Tommen(¿Tommen manipulado? Nunca lo hubiera imaginado). La escena continua ya en la Fortaleza Roja, donde Tommen decide prescindir de los servicios de Jaime como comandante de la guardia real. Durante un momento, cuando parece que Tommen va a castigar a su tío, se me pasa por la cabeza que lo va a enviar al muro. Pero para darle emoción a la historia nos dejan sin conocer la opinión de Tommen.

Para mi sorpresa, la siguiente escena sucede en los Gemelos, donde Walder Frey abronca a sus inútiles hijos por haber perdido la fortaleza de Aguasdulces a manos del Pez Negro (creo que somos muchos los que esperamos buenas cosas de él). Los guionistas recuerdan a aquellos más olvidadizos, que Edmure Tully, hermano de Catelyn y heredero de su casa, sigue en manos de Walder Frey.

Pasamos de nuevo a Jaime, que le está contando a Cersei que va a ser enviado hasta Aguasdulces a recuperar la fortaleza que los Frey han perdido. Ninguno de los dos parece muy contento con la situación en la que su hijo les ha dejado. Esperemos que Cersei haga algo pronto, que falta le hace a esta trama un poco más de chispa.

Ya cerca de terminar el capítulo recuperamos a Bran, Meera y el hombre misterioso que les ha salvado. Tras una breve charla en la que el hombre da a entender que Bran ha heredado el cargo de Cuervo de tres ojos, descubrimos que ese hombre es nada menos que Benjen Stark, el desaparecido tío de Bran. A pesar de las explicaciones que da Benjen, los guionistas no terminan de dejarnos claro si es el personaje de Manosfrías. Por la descripción y demás si lo parece, pero claro, se supone que Manosfrías es un personaje que murió hace ya mucho tiempo, pero igual en la adaptación televisiva no tengan esto en cuenta.

Y cuando creía que el episodio no podría ir a peor, los guionistas deciden trasladarnos junto a Daenerys. Casualidades de la vida, Daenerys decide preguntarle a Daario cuantos barcos serán necesarios para trasladar a su ejército y bingo, son los mismos mil barcos que Euron ha prometido que construirá en Pike.

Quieren terminar el episodio con un discurso inspirador de Daenerys montada de nuevo en el dragón que acaba de recuperar, pero es que a Emilia Clarke no le da para estas cosas. Sus gestos son más parecidos a los de una pescadera o frutera predicando las virtudes de su género. No sé a vosotros, pero a mí lo único que me ha parecido es cutre.

Como comentaba al inicio del texto, episodio de transición salvo quizás en la trama de Arya, donde por fin ha sucedido algo, pero justo un algo que deberán trabajar muy bien para no caer de nuevo en la incoherencia. Esperemos que el de la semana que viene sea mejor y a poder ser que no aparezcan Sam ni Daenerys :P     



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada