Buscar este blog

viernes, 10 de junio de 2016

GOT 6x07 The broken man.

Esta semana por diversas circunstancias no he podido ponerme a escribir la reseña del episodio hasta esta misma tarde, espero que nadie se haya molestado y prometo ser más puntual la semana que viene.

Este 6x07 empieza de forma sorprendente y antes incluso de que veamos los habituales créditos nos muestra que Sandor Clegane está vivo. 

¡El Perro is Back! 

Aquellos que hayamos leído los libros ya intuíamos que seguía vivo y esta escena no hace más que confirmar nuestra suposición y de paso da sentido al título del episodio.

Tras los créditos nos explican el motivo por el cual el pequeño de los Clegane sigue con vida y de paso nos dan a entender que está intentando redimirse de su anterior vida. No habría nada peor para la serie, a parte del odioso romance entre Tormund y Brienne, que ver al Perro terminar como granjero.

Una vez terminada esta escena viajamos hasta el septon supremo. Allí vemos a un Gorrión muy pagado de sí mismo por haber convertido a Margaery en una de sus creyentes. Incluso el hombre está tan crecido, que se permite el lujo de primero, recordarle a la joven Tyrrell sus obligaciones matrimoniales, el pobre Tommen hubiera sido mejor que no descubriera el sexo visto lo visto, y después de forma muy sutil amenazar a la Reina de las Espinas. Margaery que otra cosa no, pero tonta no es, capta muy bien las indirectas del Gorrión e intenta convencer a su abuela para que abandone la capital, entregándole a escondidas un papel con una flor dibujada, que demuestra que todavía sigue siendo una Tyrrell y que por el momento solo está actuando.

¿Qué estará tramando la reina? Seguro que nada bueno para el Gorrión y eso es algo de lo que me alegro.

Cambiamos de nuevo de escenario y esta vez observamos como Jon Nieve termina por convencer a los salvajes para que se unan a su ejército. Mejor dicho, formen su ejército, porque sin ellos no hay ejército.

De nuevo en Desembarco del Rey, disfrutamos del duelo dialéctico entre dos de las mayores víboras de Poniente. Al final sale victoriosa la Reina de las Espinas, que parece haber entendido muy bien el mensaje enviado por su nieta y parece decidida a abandonar la capital.

Cambiamos de tercio y vemos como el ejercito Lannister se acerca hasta la asediada Aguasdulces. Una vez más hay que destacar la velocidad con la que ciertos personajes recorren Poniente como si este fuera una especie de Andorra. Me alegra ver de nuevo a Bronn, del cual sabíamos bien poco y espero un duelo interesante entre el dúo Jaime/Bronn y el Pez Negro.

De Aguasdulces pasamos a la fortaleza de los Mormont en la Isla del Oso, donde los Stark y Davos intentan convencer a la pequeña Lady Mormont de su apoyo. Los guionistas aprovechan esta escena para darle importancia de cara al espectador al bueno de Davos y que nadie se pregunte el motivo por el que Jon confía tanto en él.

Otra batalla dialéctica más en lo que va de episodio y ya van unas cuantas. En esta ocasión Jaime y Brynden Tully se encuentran cara a cara para tomarse la medida. Una vez más los Lannister salen perdiendo.

Pez Negro 1 Jaime 0


Pasamos de nuevo al Norte. Esta vez Jon y Sansa intentan convencer a Lord Glover, pero visto lo visto, menos mal que ambos nacieron ricos, porque serían incapaces de venderle agua a un sediento.

Escena bastante insustancial en la que Yara intenta levantarle el ánimo a su hermano y de paso nos cuenta que quiere adelantarse a su tío y llegar hasta Daenerys antes que él. Al final Daenerys es como Roma, todos los caminos parecen conducir a ella.

De nuevo nos muestran al ejército Stark, donde dejan patente que norteños y salvajes no se llevan demasiado bien, por lo que es necesario que Jon ataque pronto antes de que se maten entre ellos mismos. Sansa que no parece demasiado segura de su hermano, decide enviar un cuervo con una nota y su sello. Viendo los pocos amigos que le quedan, supongo que querrá pactar con Meñique y aceptar la ayuda que este le ofreció para derrotar a nuestro amado Ramsay.

Volvemos con el Perro que sigue todavía en la comuna estilo casa de la pradera que dirige el sacerdote que le salvo la vida. En mitad de uno de los discursos de este último, aparecen un grupo de hombres armados que les ofrecen su protección (forma sutil de decirles que o pagan o mueren). No hay que ser muy listo y viendo como va el episodio, para saber la forma en que va a terminar esta gente.

Saltamos el océano hasta llegar a Braavos. Allí vemos como Arya compra un pasaje para volver a Poniente. Una vez convencido al capitán del navío para zarpar al día siguiente, observamos en la siguiente escena como la pequeña de los Stark es atacada por su querida amiga y discípula de Jaqen. En la refriega Arya es herida de gravedad en el estómago y termina saltando por un puente. Medio muerta es capaz de salir del agua y vemos como Arya se arrastra sangrando por las calles de Braavos. Supongo que no seré el único que se pregunta qué narices hace Arya andando por la ciudad como si nada, sabiendo que los mejores asesinos de todo el mundo van detrás de ella. Es que estas incoherencias me molestan bastante, ya que hacen que el personaje pierda toda la credibilidad que tiene. No puede ser que en el anterior episodio muestres a Arya escondiéndose y en este aparezca como si no sucediera nada.

Finalizamos el capítulo con el Perro. Como era de esperar, el sacerdote y toda su panda han sido pasados a cuchillo justo en el momento que Sandor se había ido a por leña, que casualidad oiga. De todas formas la escena final me ha gustado, con Sandor agarrando el hacha y con cara de mala hostia. Me ha recordado al tráiler de una película de los ochenta, en la que solo faltaba la voz de un narrador que dijera algo así, "Sandor está muy cabreado y tiene un hacha", mientras empuñaba el hacha.


Resumiendo y aunque no lo parezca, estamos delante de un episodio en el que han sucedido muchas cosas y sobre todo ha hecho que ciertas tramas avancen y otras nuevas se vislumbren por el horizonte. No ha sido el mejor capítulo de la serie ni mucho menos, pero volver a ver al Perro, a Bronn, al Pez Negro y esperar que la trama de Arya finalice de una vez, son cosas que se agradecen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada