Buscar este blog

martes, 21 de junio de 2016

GOT 6x09 The battle of bastards

Una semana más me tenéis aquí para daros la murga con mis teorías y estupideces acerca del episodio de esta semana de GOT.

Supongo que no soy el único que tenía las expectativas por las nubes antes de empezar a verlo y quizás por ello, y porque no decirlo por culpa de HBO, no he llegado a disfrutarlo lo que debería.

La cosa empieza torcida desde el inicio al ser Daenerys la protagonista de las primeras escenas. Lo más interesante de esta secuencia, es ver como Tyrion nos recuerda que debajo de gran parte de Desembarco del Rey, incluyendo el gran septo de Baelor, en su momento estaba repleto de fuego Valyrio y eso aviva la llama, nunca mejor dicho, a una teoría que circula por internet en la que Cersei con la ayuda de Qyburn, parecen dispuestos a hacer arder el gran templo y deshacerse así del Gorrión Supremo.

De la escena de Daenerys y Tyrion nos trasladan a otra en la que los guionistas quieren jugar con nosotros y hacernos creer que nuestros protas más aburridos, está bien Brienne también es un rollazo, van a rendir la ciudad de Meeren. La aparición de Drogón nos ahorra algún dialogo estúpido y vemos como Danny se sube al dragón y junto con la irrupción de sus dos hermanos y la aparición del ejercito dothraki, la batalla se torna en favor de la Targaryen y los suyos.

Un apunte. No sé si será cosa mía, pero la verdad es que esperaba algo más impresionante por parte de los tres dragones a la hora de quemar los barcos de los grandes Amos. Al final se necesitan a los tres dragones para quemar un solo barco, si luego resulta que hay cientos de barcos, pues la cosa impresiona muy poco, es más, queda hasta cutre que se rindan solo por eso. Creo que hubiera quedado mucho mejor que en un par de pasadas los tres dragones hubieran hundido una decena de barcos y no lo que han terminado haciendo.

Cambiamos de ubicación y pasamos por fin al Norte. Allí vemos como Jon se reúne con Ramsay y tras una pequeña discusión nos dejan claro que habrá una batalla. La verdad es que esperaba algo más de este primer encuentro, no de Jon que el pobre da para lo que da, si no de Ramsay.

Vemos como Jon, Davos y Tormund intentan planificar la batalla del día siguiente teniendo en cuenta su inferioridad numérica. Al final deciden ser prudentes y esperar a que Ramsay les ataque. Sansa le recuerda a Jon que no se haga un Stark, es decir, pasarse de listo y cagarla, que Ramsay es mucho Ramsay. Ninguno de los dos parece quedar conforme con el modo en que termina la conversación.

Continuamos con un par de conversaciones para rellenar metraje dentro del campamento de los Stark, hasta que Davos encuentra junto a los restos de una vieja hoguera uno de los juguetes de Shireen. Con esta escena supongo que nos quiere dar a entender, que más pronto que tarde, Davos va a empezar a hacer preguntas sobre la niña. Cosa que por otro lado, ya va siendo hora si tenemos en cuenta el aprecio que le tenía a la pequeña. Por cierto, esto ya es teoría mía, pero me da que cuando Davos se entere de lo ocurrido, va a clavarle un palmo de acero a Melisandre en su estómago.

De nuevo en Meeren, vemos la reunión entre los rebeldes Greyjoy, que para continuar con los sucesos de esta temporada han cruzado un mar muy extenso en dos ratos, y Daenerys con Tyrion. De la alianza que se ha creado entre ellos no hay mucho que sacar interesante, salvo el intento de coqueteo de vergüenza ajena de Yara a Danny y  los cien barcos que les aportarán los Greyjoy a la Targaryen. Como dato incoherente del día, una tripulación de un barco puede necesitar unos 40 o 50 hombres como mínimo para tripularla, teniendo en cuenta que han llegado con un centenar de ellos, ahora que alguien me explique de donde han sacado 4 o 5 o 6 mil seguidores Yara y Theon.

Alabados sean los siete, por fin comienza la batalla.

Como era de esperar, Ramsay nos tenía algo preparado. Y no es otra cosa que la aparición de Rickon. Al decirle Ramsay que corra con esa sonrisa de perturbado al pequeño (no tan pequeño ahora que debe de ser más alto que Jon) de los Stark, creo que todos sabíamos lo que iba a suceder a continuación. No solo muere Rickon como era previsible, sino que Jon, haciéndose un Stark, envía al garete la táctica de su ejército y los deja en bragas.

Davos al ver a Jon en acción: "Y yo que pensaba que Stannis era un idiota al hacerle caso a Melisandre" 

La batalla que se produce a continuación nos muestra una de las escenas más sonrojantes que he visto en toda mi vida. Sin saber muy bien como, se forman montículos de varios metros de altura con los cuerpos de caballos y soldados muertos. Parece como si todos los soldados se hubieran puesto de acuerdo para morir en el mismo lugar. Pero es que si ya de por sí eso es algo inconcebible, las montañas de cadáveres son tan grandes, que seguramente haría falta como poco diez veces el número de personas y animales que están participando en la batalla.

La siguiente escena de la falange de los Bolton apresando al ejército Stark, podría haber sido hasta interesante, sino fuera porque los soldados Stark primero se dejan rodear como si nada y después se quedan plantados mientras los van matando.

Y llegamos al momento cúspide de la batalla, la aparición del ejercito Arryn. Supongo que todos lo esperábamos y no ha sorprendido a nadie. Lo que sí me ha sorprendido, de nuevo para mal, es observar como los Arryn destruyen el ejercito de los Bolton y ni Ramsay ni nadie de los suyos imparte ningún tipo de orden, ya sea para buscar una retirada, formar las picas contra la caballería, o lo que sea. Decepcionante sin más.

Con la batalla ya decidida, Ramsay huye a Invernalia, que pasa de ser una fortaleza que en su momento con Theon y una decena de Greyjoys aguantó el asedio de un gran ejercito, a parecer un castillo de pueblo, al mostrarnos como el gigante destruye el portón de entrada como si nada.

Para rematar el trabajo, Jon es capaz de detener tres flechas a bocajarro con un escudo y a nadie de los de su ejército se le ocurre ayudarle mientras Ramsay le está disparando. Un 10 para la HBO si lo que buscaban era épica (ironía en modo ON).

De lo que sucede a continuación destacaría la mirada que le lanza Davos a Melisandre y la muerte de Ramsay. Este último podría gustar más o menos, pero creo que ha sido sin duda el personaje de la temporada y para mi gusto el mejor malo de toda la serie.

Creo que ya ha quedado clara mi opinión sobre el episodio en mi resumen. Entiendo que esto es una serie y no la realidad, pero también creo que para batallas de este estilo contratar un asesor militar o hacerlas con cierto sentido, acaban dándole más empaque a la serie. Además, la muerte de Rickon, salvo para recordarnos que Jon posee el gen imbécil de los Stark, tampoco llego a verle de todo el sentido. 

Espero que el último capítulo me deje con mejor sabor de boca.

  









No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada