Buscar este blog

martes, 7 de junio de 2016

Relojes de Hueso, una novela de fantasía diferente.

SINOPSIS:


Después de una pelea con su madre, Holly huye de su hogar. Mientras se adentra en la campiña inglesa, una extraña se cruza en su camino y le solicita «asilo», una petición a la que la adolescente accede sin ser consciente de su significado. De repente, las extrañas visiones y voces que la acechaban de niña vuelven a perseguirla y alteran su mundo hasta adquirir un aura de pesadilla. A esto se añadirá la traumática desaparición de su hermano pequeño, un niño inquietante con una inteligencia inusual.

Pasarán muchos años antes de que Holly entienda qué sucedió ese fin de semana.



Relojes de Hueso es una de esas lecturas que esperaba con bastante anhelo. Nada menos que ganadora del World Fantasy Award 2015 y finalista del Man Booker Prize de 2014. Con esas credenciales era muy difícil no crearse unas grandes expectativas, y aunque en líneas generales las ha cumplido y con nota, si es verdad que me he quedado algo decepcionado al esperarme que este fuera un libro de fantasía puro y duro.

Es complicado haceros un resumen de la trama como tal, ya que el autor divide su obra en seis capítulos narrados siempre en primera persona. Cada uno de ellos más cercano a lo que sería una novela corta, que al típico capítulo que podemos encontrar en cualquier otro libro. Solo el primero y el último de ellos repiten protagonista, Holly Sikes en este caso. Los otros cuatro nos muestran los puntos de vista de otros personajes, que al final siempre acaban teniendo un nexo común con la susodicha Holly.

Los capítulos están narrados en un orden cronológico, en el que comenzaremos en 1984 con las andanzas de una adolescente británica, para terminar en el 2043, en una especie de futuro distópico.

En cada una de estas novelas cortas, Mitchell nos narrará las tribulaciones, miedos, así como los mayores deseos de cada uno de los distintos protagonistas. Por lo que podremos ver desde el lado más oscuro de sus corazones, hasta sus sentimientos más humanos y tiernos. Todo ello dejándonos pequeñas pistas y detalles por aquí y por allá, para que al final cada uno de los seis capítulos se interconecten, con mucho arte, para formar la trama principal.

La parte fantástica de la historia, de menor calado del que esperaba, se centra en la guerra entre los Anacoretas y los Horologistas. Los primeros adoptan el papel de malos de la película, ya que son seres que para mantener su cuerpo en un estado perpetuo de juventud, deben de asesinar a personas que posean poderes sensoriales. Los Horologistas en cambio son seres cuya alma es inmortal, pero no así sus cuerpos, que mueren como cualquier otra persona, solo que 49 días después de su muerte, su alma retorna en el cuerpo de un niño pequeño que acaba de perecer. Como ya supondréis, los Horologistas quieren detener a los Anacoretas a toda costa y evitar que estos últimos sigan alimentándose de seres humanos, pero detrás de los Anacoretas hay un poder demasiado grande como para que esta tarea les resulte sencilla.

En esta la lucha centenaria entre Anacoretas y Horologistas se verá envuelta Holly Sikes y por consiguiente el resto de personajes de la historia. Me es imposible contaros nada de como se desencadena el final de esta historia sin desvelaros parte de la trama, así que depende de vosotros averiguar como termina.

A pesar de sus más de 700 páginas, esta es una novela que se lee mucho más rápido de lo que uno podría esperar. Gran culpa de ello tiene la prosa que emplea David Mitchell, carente de grandes ornamentos, pero muy efectiva y adecuada para un libro de este tamaño. El ritmo de la narración también ayuda en este caso al mantenerse casi toda la novela de una forma constante sin grandes altibajos.

Los personajes protagonistas son uno de los puntos fuertes de esta historia. Sobre todo destacaría a Holly Sikes, a la que es imposible no terminar cogiéndole cariño y al escritor Crispin Hershey, del cual Mitchell realiza una narración introspectiva de lo más interesante. El resto de protagonistas también se mantienen a la altura, cosa que no puedo decir de muchos de los secundarios, en especial de los grupos de Horologistas y Anacoretas que cargan a sus espaldas con todo tipo de clichés y les falta mucha personalidad.


COSAS QUE ME HAN GUSTADO:

·       Salvo en ciertos momentos, puedo afirmar que su lectura es muy amena y consigue atraparte casi desde el primer momento. Algo que se agradece en una novela de más de 700 páginas.
·      Los diversos personajes de los que podemos disfrutar de su punto de vista en la historia, están trabajados con una exquisita delicadeza. El autor es capaz de crear personajes complejos, pero a la vez muy cercanos y sobre todo verosímiles. Cada uno de los personajes protagonistas tiene ese algo que le convierte en alguien especial.
·      La maestría con la que Mitchell es capaz de entrelazar a base de pequeños detalles las tramas secundarias de los diversos personajes, consiguiendo que todos ellos terminen involucrados en la historia principal de una forma de lo más natural.

COSAS QUE NO ME HAN GUSTADO:

·      Creo que el libro es demasiado denso para lo que al final termina contándonos Mitchell. Estoy convencido de que hubiera quedado una historia muy similar sin necesidad de superar las 700 páginas. Y ojo, que no estoy afirmando que sea una novela con mucha paja, pero algún tijeretazo por aquí y por allá hubiera sido más que bienvenido.
·      Igual que comento que los personajes y sus tramas están escritos con mucho cariño y acierto, como gran seguidor del género fantástico que es uno, echo en falta esa misma dedicación a la parte fantástica de la historia. Malos muy malos, buenos muy buenos y un trasfondo que se ve poco trabajado.

CONCLUSIÓN:

Si lo que buscas es un libro de fantasía al uso, en ese caso creo que Relojes de Hueso no es una novela que te recomendaría. Pero, si se busca una lectura amena, con unos personajes cuidados, una trama bien construida y todo ello aderezado con un toque fantástico, en ese caso sí que os recomendaría esta novela. Mitchell consigue crear una gran historia que atrapa al lector casi desde la primera página y todo ello sin necesidad de emplear florituras en su prosa. Obvia decir que ni mucho menos es una obra perfecta y tiene sus defectos, algunos más que otros según el tipo de lector que seáis, pero en definitiva, es uno de esos libros que no os arrepentiréis de haber leído.

PUNTUACIÓN:7 sobre 10.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada