Buscar este blog

martes, 26 de julio de 2016

El trono vacante, sajones,vikingos y normandos VIII

SINOPSIS:


En esta octava entrega de la épica saga «Vikingos, normandos y sajones», Bernard Cornwell da de nuevo vida a la desgarradora y turbulenta historia de una nación desgarrada por la violencia sectaria y religiosa. Con una escritura poderosa y una impactante reconstrucción de época, Uhtred de Bebbamburg ha conquistado a millones de lectores de todo el mundo y su historia acaba de ser adaptada para la televisión por la BBC y el NBC: The Last Kingdom.





Vaya castaña de sinopsis se han marcado en castellano, tentado he estado de buscarla en inglés, pero como supongo que solo aquellos que estén al día de la saga van a leer este libro, pues tampoco creo que hiciera falta muchas explicaciones.

Como en su día hablé de la serie de Last Kingdom y esa ha sido una entrada bastante visitada, he supuesto que más gente podría estar interesada en esta reseña aunque no sea de fantasía ni ciencia ficción.

La historia comienza con un Uhtred convaleciente de la grave herida sufrida en su última batalla que estuvo a punto de terminar con su vida. Aunque ya ha pasado un tiempo desde que fuera herido, nuestro protagonista no termina de recuperarse del todo y ha perdido toda la vitalidad y fortaleza que le habían hecho ser uno de los hombres más temidos de toda Britania.

Para recuperarse de esa terrible herida Uhtred cree que debe de encontrar la espada que le hirió y así deshacer la maldición que alguien ha lanzado sobre el arma y que está cerca de arrebatarle la vida, pero la espada desapareció en el campo de batalla mientras era atendido por su amigo Finnan y ninguno de sus hombres conocen cual podría ser su paradero.

Pero su salud no es el único problema con el que tendrá que enfrentarse Uhtred, su odiado primo Etereldo el jarl de Mercia, también fue herido en la misma batalla y su luz está muy próxima a apagarse. En principio esa sería una noticia por la que Uhtred debería alegrarse, salvo porque cuando eso suceda, Etelfleda, la esposa de Etereldo y hermana de Eduardo el rey de Wessex, perderá todo su poder y será confinada a un convento en el que terminar sus días. Y eso es algo que Uhtred no puede permitir que suceda, no solo porque ambos hayan sido amantes durante años, sino más bien debido a que la dama Etelfleda es la única que está manteniendo a raya a los daneses en las fronteras del reino y la única capaz de continuar haciéndolo.

Así que nos encontramos por primera vez delante de un Uhtred que no podrá apoyarse en su fuerza para lograr sus objetivos y que tendrá no solo que pelear contra sus muchos enemigos, que ahora parecen crecidos al ver su debilidad, sino luchar contra los enemigos de Etelfleda para conseguir que esta alcance la posibilidad de gobernar Mercia.

Como suele ser norma habitual en el caso de Uhtred y a pesar de su estado de salud, la mayoría de sus disputas se resolverán espada y escudo en mano, aunque en esta ocasión su cerebro deberá ser su filo más afilado si quiere alcanzar sus objetivos sin perecer en el intento.

Tanto el estilo de la narración como la prosa que emplea Cornwell en esta novela es el que nos tiene acostumbrados. Es decir, un ritmo rápido sin grandes altibajos que enseguida consigue zambullirnos en la historia, aderezado con una prosa directa y carente de florituras, que al menos a mí me encanta y que creo que va genial en este tipo de trama.

Por supuesto el personaje protagonista es Uhtred. En este caso veremos una versión desconocida de él al estar aquejado por una debilidad, que le hará actuar y comportarse de una forma diferente a la habitual, aunque sin perder su carisma en ningún momento. Del resto de personajes, comentar el mayor protagonismo que ganan sus hijos en esta novela, sobre todo el llamado Uhtred como su padre, que poco a poco va mostrándose cada vez más de ser digno hijo de nuestro protagonista. El resto son personajes ya conocidos como Finnan o Etelfleda y algunos nuevos, aunque en su mayoría con escaso protagonismo.


COSAS QUE ME HAN GUSTADO:

·       Ver a un Uhtred menos endiosado es algo que ya le iba haciendo falta a esta saga, sobre todo si tenemos en cuenta la edad del personaje protagonista. Lástima que el acercamiento de nuestro héroe al resto de la humanidad se truncara al final.
·     Cornwell no es ni de lejos el autor que mejor escribe en la actualidad, es más, mucha gente le considera hasta mediocre, no es mi caso, pero nadie puede negar que gracias a su forma de narrar y a la gran cantidad de acción que inundan siempre sus novelas, es uno de esos autores que sabe entretener al lector, ¿Y al final no es eso lo que buscamos al leer?
·     La forma en que termina la historia, no es que vaya a pasar a los anales de la literatura por su originalidad, pero consigue concluir la trama sin dejar agujeros.

COSAS QUE NO ME HAN GUSTADO:

·     La recuperación de Uhtred es un poco "¡venga ya!". Estoy convencido de que Cornwell podría haberse sacado algo mejor de la chistera que fuera más creíble.
·        El libro es como si estuviera dividido en dos partes que Cornwell ha sido incapaz de conectar. Eso deja ambas historias cojas, como si les faltara algo.

CONCLUSIÓN:

El trono vacante continua la historia de Uhtred siguiendo el mismo estilo que hasta ahora ha utilizado Cornwell, es decir, prosa ágil, ritmo con momentos trepidantes y una gran cantidad de escenas de acción muy bien narradas. Su gran defecto es el mismo que lleva acarreando durante toda la saga, un Uhtred más cercano a un superhéroe que a un ser humano. Pero supongo que si has leído los anteriores ya estarás acostumbrado a esto, así que por supuesto te recomendaría que continuaras la historia leyendo esta novela.

NOTA: 7.5 sobre 10.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada