Buscar este blog

viernes, 8 de julio de 2016

Las armas de Avalón, segunda entrega de Las crónicas de Ámbar.

SINOPSIS:

Across the worlds of Shadow, Corwin, Prince of blood royal, heir to the throne of Amber, gathers his forces for an assault that will yield up to him the crown that is rightfully his. But, a growing darkness of his own doing threatens Corwin's plans, an evil that stretches to the heart of the perfect kingdom itself where the demonic forces of Chaos mass to annihilate Amber and all who would rule there.










No me he vuelto loco y he leído el libro en inglés,sigo trabajando para en un futuro próximo empezar a leer en el idioma de Shakespeare, pero no he sido capaz de encontrar la sinopsis acertada en castellano, ya que la que se puede encontrar en todos lados no concuerda con los sucesos acaecidos en este libro.

Tras esta aclaración ya os habréis dado cuenta de que he retomado las Crónicas de Ámbar (aquí podéis leer elprimer libro de la saga) y me he leído su segundo volumen.

La historia nos sitúa justo en el mismo punto en que terminó la anterior, con Corwin, de nuevo protagonista absoluto de esta novela, ya recuperado parcialmente de sus cuatro años de cautiverio y con la venganza rondando por su mente.

Aunque en esta ocasión Corwin consciente de lo precipitado que fue sus intento anterior de derrocar a su hermano Eric, decide tomarse las cosas con calma y elaborar un metódico plan que le conduzca hasta el trono de Ámbar.

Para ello deberá dirigirse hasta la mística ciudad de Avalón donde antaño Corwin descubrió un secreto que puede ser la llave para alcanzar su objetivo. Pero antes de llegar hasta Avalón, Corwin acabará en Lorraine. Una pequeña ciudad en mitad de ninguna parte que se encuentra asediada por una gran mal venido de otro mundo. Un mal que pronto descubrirá que fue él quien le permitió llegar hasta esas tierras.

Al final Corwin, con la inestimable ayuda de un viejo conocido suyo llamado Ganelon, conseguirá salvar la tierra de Lorraine y se encaminará a Avalón. Allí se topará con Benedict, su hermano más diestro con la espada y gobernante de Avalón. Por fortuna Benedict no parece tener nada en contra Corwin, aunque tampoco le hace demasiada gracia que Corwin ataque de nuevo Ámbar, y más cuando el mal contra el que ha luchado en Lorraine, parece haberse extendido por las sombras y haber llegado hasta las mismas puertas de Ámbar.

Tanto el ritmo de la narración como la prosa de estilo fluido y directo que usa Zelany, son dos de los puntos fuertes de esta saga. Gracias a ellos caeremos atrapados a las pocas páginas y en un par de sesiones de lectura habremos devorado el libro. Como dato curioso, Zelany es capaz de saltarse muchos rodeos que enlentecen una lectura, pero a su vez nos deleita con magnificas descripciones.

Respecto a los personajes, como comentaba es en Corwin en quien se centra la historia. En él vemos una evolución muy interesante con respecto al primer libro. A pesar de que la trama nos da a entender que los príncipes de Ámbar son cuasi deidades sin conciencia humana, en Corwin veremos presente una mayor humanidad con el paso de las páginas. Los secundarios en este libro hacen bastante honor a su nombre, y salvo Ganelon, que aporta un buen contrapunto a Corwin, y en menor medida Benedict, el resto a penas tienen una participación testimonial.



COSAS QUE ME HAN GUSTADO:

·   Se agradece y más ahora en verano, leer una prosa directa como la de Zelany. El autor norteamericano deja de lado los grandes discursos y diatribas a los que son tan adictos otros autores, en muchos casos solo para demostrarnos lo bien que se desenvuelven a la hora de escribir, y nos deleita con una narración amena y en la que es fácil engancharse.
·        Como sucedía en la anterior entrega, Zelany nos va aportando la información que rodea a Ámbar y a sus príncipes de una forma sosegada. De ese modo consigue que sigamos con ganas de continuar la saga una vez terminado este libro.
·       La aparición de un nuevo enemigo que se ha alzado contra Ámbar y parece más que dispuesto a ser capaz de jugar con sus armas contra Corwin y los suyos.

COSAS QUE NO ME HAN GUSTADO:

·     Tal vez para no alargar demasiado la lectura o quizás por no cortar el ritmo de la narración, de nuevo Zelany abusa en ciertos momentos de pasar de puntillas en muchas partes de la historia.
·        Tras leer el primer libro, esperaba que en este segundo indagáramos mucho más en el concepto multiverso de las sombras.

CONCLUSIÓN:

Las armas de Avalón es la segunda novela de las Crónicas de Ámbar y lo mejor que puedo decir de ella es que es una obra continuista del primer volumen. De nuevo disfrutaremos de un buen cóctel de fantasía y ciencia ficción, aunque en este caso va más cargado de lo primero. Está bien escrita y su lectura es muy ágil, por lo que debido a su corta extensión se lee en un suspiro. Su gran pero, es que quizás ya no sea tan innovadora como la primera entrega y que adolece de los mismos fallos que la anterior. Obvia decir que al ser una saga solo es recomendable para aquellos que hayáis leído el primer libro.

NOTA: 7 sobre 10.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada