Buscar este blog

viernes, 15 de julio de 2016

Xenos (Eisenhorn 1) Lectura amena cargada de acción para pasar mejor el verano.

SINOPSIS:

La Inquisición actúa como una sombra vengadora, aplastando a los enemigos de la humanidad con absoluta crueldad. El inquisidor Eisenhorn se enfrenta a una enorme secta interestelar y a la fuerza oscura de los demonios que pugnan por recuperar un texto arcano de abominable poder, un antiquísimo libro conocido como el Necroteuco.









Como os comenté en mis recomendaciones de ciencia ficción para leer este verano (aquí podéis darle un vistazo), buscaba una lectura ligera y por ello me había puesto con el primer libro de la trilogía del inquisidor Eisenhorn.

La historia de Xenos comienza con nuestro protagonista acechando a Eyclone, uno de sus más grandes enemigos al que lleva varios años intentando detener. Como Abnett no nos explica quien ese tal Eyclone, al principio nos va a costar situarnos y entender un poco la forma de actuar y las motivaciones de Eisenhorn.

Por fortuna esa situación cambiará pronto y poco a poco iremos introduciéndonos en la historia y descubriendo que detrás de Eyclone hay una gran conspiración que puede estar promovida por agentes del Caos.

Desde ese momento Eisenhorn haciendo uso de todos sus recursos, que son muchos, comenzará a visitar diferentes mundos para llegar hasta el desenlace de todo este asunto. Pero para su sorpresa y la de toda la inquisición, la conspiración que un grupo de fanáticos se trae entre manos es de un calado mayor que el esperado. Patrocinados por el capítulo de marines del caos de los hijos del emperador, los herejes tras los que va Eisenhorn se preparan para obtener el Necroteuco, un libro muy antiguo que alberga un gran poder y una enorme maldad, capaz de corromper a toda un mundo de alienígenas (xenos)  donde se encuentra el libro.

Como es lo habitual en la mayoría de historias de WH40K, toda la trama se dirimirá a base de explosiones, disparos de bolter y con el uso de cualquier otra arma que se os ocurra.

¿Y qué hace especial a este Eisenhorn? os preguntareis. Pues a pesar de su tenacidad y total lealtad al emperador, la personalidad y actitud de este inquisidor dista mucho del fanatismo y crueldad de la que hacen gala sus hermanos de orden. Eisenhorn se acerca más a lo que sería un héroe clásico. Es muy leal, amigo de sus amigos, firme con sus rivales pero no cruel o violento porque sí, capaz de resolver conflictos sin hacer uso de su fuerza, aunque si es necesario lo hace y con mucha eficiencia.   

Todo el tiempo que ha empleado Abnett en moldear el personaje de Eisenhorn, es tiempo que luego no ha dedicado a los otros personajes secundarios. Aunque el autor quiere hacernos ver que los compañeros del inquisidor son especiales, como apenas conocemos nada de ellos ni antes ni durante la trama, es difícil empatizar con ellos y verlos como algo más que secundarios que bien podrían cambiar en la siguiente novela sin que lo notáramos.

Si hablamos del ritmo de la historia, este es muy resuelto y bastante acorde con el tipo de historia. El estilo de la prosa que emplea Abnett es de una calidad bastante destacable y junto al buen ritmo de la narración consiguen que la lectura sea muy amena.


COSAS QUE ME HAN GUSTADO:

·      Es una de esas lecturas ligeras en las que no tienes que concentrarte demasiado para poder seguirles el hilo. Ideal para el verano o para introducirte en el mundo de WH40K.
·        Siendo una novela sin grandes pretensiones, destacaría lo bien escrita que está. No es que sea una obra maestra, pero sí que está por encima de la media dentro de lo que es WH40K.
·         Acción, acción, y para rematar, más acción.

COSAS QUE NO ME HAN GUSTADO:

·        Las primeras páginas son la parte más engorrosa de la novela, debido a que el autor no nos sitúa en contexto y por lo tanto nos encontramos algo perdidos.
·        En líneas generales le falta un poco más de profundidad en todos los aspectos. Por ejemplo, los personajes secundarios son tratados muy de pasada. La trama principal es bastante predecible. Y el final es un poco ni fu ni fa.

CONCLUSIÓN:

Estamos delante de una buena novela de acción y ciencia ficción, que es perfecta para sumergirse por primera vez en el universo de WH40K sin sufrir un gran trauma. De lectura ágil y con una prosa más que decente, este es uno de esos libros entretenidos que gustará a aquellos que busquen pasar un buen rato. Obvia decir que ni de lejos es perfecto, es más, si se analiza a fondo seguro que le sacaremos algún que otro defecto, aunque quiero creer que las virtudes superan sus carencias. En definitiva, este primer libro de la trilogía de Eisenhorn es recomendable para cualquiera aficionado a la ciencia ficción que disfrute de grandes dosis de adrenalina. Para los que tengáis reticencias, olvidaos de la coletilla de WH40K y probad a ver que tal.

PUNTUACIÓN: 7 sobre 10.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada