Buscar este blog

jueves, 18 de agosto de 2016

El Invencible, una novela de ciencia ficción donde el mensaje es lo importante.

SINOPSIS:

Una maravillosa aventura con soberbias descripciones en un extraño y peligroso planeta. Un terrorífico enigma con un extraño final

El hombre no se ha elevado aún al pináculo que cree haber alcanzado; no ha merecido aún acceder a la posición presuntamente llamada cosmocéntrica. Esa idea acariciada desde la antigüedad, que no consiste sólo en buscar criaturas semejantes al hombre y en aprender a comprenderlas, sino más bien en abstenerse a comprenderlas, sino más bien en abstenerse de interferir en todo aquello que no concierne al hombre, en todo cuanto es ajeno.



Buenas a todos los que me soléis leer de forma habitual. Espero que estéis pasando un agradable verano a pesar del agobiante calor de estos días. En mi caso sigo sin disponer de demasiado tiempo libre, así que de nuevo tendréis que disculparme por esta pseudoreseña que os voy a presentar.

El Invencible nos cuesta la historia de la nave más poderosa de la flota espacial que posee la humanidad, cuya misión ha sido acudir a un desolado planeta llamado Regis III, a descubrir lo que le sucedió a su nave gemela llamada el Cóndor.

Al ser esta una novela corta, Lem no se anda con tonterías y casi desde la primera página nos introduce en el meollo de la cuestión así sin más, sin ofrecernos ningún tipo de información que nos sirva de antecedente, más allá del objetivo de la misión.

Bajo el punto de vista de Rohan, segundo al mando de la misión, nos adentraremos en el inhóspito planeta de Regis III, en cuya superficie terrestre no existe ningún indicio de vida orgánica, a pesar de que sus condiciones podrían albergarla, como demuestra la existencia de cierto tipo de vida en los océanos del planeta.

Una inquietante revelación les acompañará cuando por fin descubran los resto del Cóndor y sean capaces de descifrar el fatídico destino que sufrieron sus tripulantes. Una fuerza alienígena acabó con ellos. Pero estos supuestos alienígenas, no son grandes seres verdes cuyo mal carácter les hace ser violentos, ni bestias cuya sangre es acida y usan a los humanos para que se desarrollen sus crías, no, Rohan y el resto de la tripulación del Invencible deberán de enfrentarse a algo más complicado de comprender, a unas pequeñas máquinas que han sido capaces de evolucionar con el paso de los siglos y que en ese planeta están en lo más alto de la escala evolutiva.

A partir de ese instante el autor polaco cambiará un poco su discurso, centrándose más en el aspecto filosófico de la forma de ser y de actuar de los seres humanos ante todo aquello que es diferente, y que no somos capaces de comprender. Esto nos conducirá a un desenlace distinto a lo que uno podría esperar y en el que terminaremos por comprender el mensaje que Lem quiere inculcarnos.

Tanto el estilo de la prosa como el ritmo de la narración están bastante por encima de la media en esta clase de historias. Se nota que Lem sabía moverse muy bien en este tipo de narraciones más centradas en la parte filosófica que en la propia ciencia ficción.

Con respecto a los personajes, pues la verdad es que salvo Rohan y en menor medida el astronauta(el comandante de la nave), al resto les veo un papel muy marginal. Y ojo, que tampoco es que sobre estos dos se llegue a profundizar gran cosa. En otra situación diría que es este es un aspecto negativo de la novela, pero si tenemos en cuenta que consta de unas 150 páginas, pues es lógico que Lem tampoco se parara a dedicarles demasiado tiempo.


COSAS QUE ME HAN GUSTADO:

Ø  La forma en que Lem es capaz de explicarnos de forma sencilla y muy literaria, ciertos términos científicos, que de otra forma salvo que uno sea ducho en el tema sería incapaz de comprender.
Ø  Esta es una historia de algo más que una nave espacial. Es una historia con un mensaje que no deja demasiado bien a la humanidad y donde se nos critica por nuestra mentalidad destructiva y el temor a lo desconocido.
Ø  Que no necesite cientos y cientos de páginas para relatarnos su historia. Lem va al meollo de la cuestión casi desde el principio, algo que se agradece y mucho.

COSAS QUE NO ME HAN GUSTADO:

Ø   El desenlace final es el adecuado, pero creo que la ejecución era mejorable y por desgracia las últimas páginas le quedaron algo sosas al autor polaco.
Ø  Este punto ya es más gusto personal, pero para alguien que le gusta mucho la acción, echo en falta un poco más de adrenalina en este libro. 

CONCLUSIÓN:

El Invencible es una de esas novelas sesenteras de ciencia ficción que parece escrita varias décadas después y cuyo mensaje todavía sigue siendo válido a día de hoy. Este es un libro en que el aspecto filosófico de la trama es casi tan importante como todo la ambientación sci fi que le rodea, por lo que si buscas una lectura del género más profunda de lo que suele ser habitual, este es un libro ideal para ello. En mi caso debo decir que no es la clase de lectura que más me gusta, pero a pesar de ello no me ha desagradado, que ya es mucho y por eso mismo lo recomiendo. Las circunstancias de leerlo en pleno verano creo que también han hecho que la nota quizás sea algo baja.

PUNTUACIÓN: 6.5 sobre 10.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada