Buscar este blog

sábado, 27 de agosto de 2016

Visión ciega, demasiada reflexión para mi gusto.

SINOPSIS:

El 13 de febrero de 2082, más de 65.000 sondas de origen desconocido aparecieron alrededor de la Tierra, dispuestas en una red esférica para cubrir toda la superficie del planeta. Con un destello simultáneo, se desintegraron en la atmósfera... y enviaron una señal al espacio.

Alguien acababa de hacernos una foto.

Un equipo formado por exobiólogos y especialistas en comunicación es enviado en la astronave Teseo tras la pista de la señal emitida por las sondas extraterrestres. Tras años en animación suspendida, la tripulación es despertada por los sistemas automáticos de a bordo más allá de los límites del sistema solar, en los helados páramos del Oort.

Allí tendrá lugar la más escalofriante experiencia de primer contacto que jamás pudieron imaginar. Una experiencia que cambiará para siempre sus ideas sobre el ser humano y su papel en el universo... si consiguen sobrevivir el tiempo suficiente.

De nuevo me tenéis por aquí con otra reseña, esta vez la de Visión Ciega, una novela de ciencia ficción que hace una decena de años que se publicó, obteniendo una gran acogida por parte del público.

La historia transcurre en un futuro bastante cercano, menos de un siglo con respecto a la actualidad, donde las máquinas han revolucionado la sociedad de tal forma, que la gran mayoría de seres humanos no necesita trabajar para vivir, ya que son las máquinas quienes se encargan de realizar la gran mayoría de tareas laborales. Pero todavía quedan muchos hombres y mujeres que no están dispuestos a vivir la vida sin más, y por ello han adaptado cibernéticamente sus cuerpos y mentes, para poder seguir sintiéndose útiles.

Una de estas personas es Siri Keeton, nuestro protagonista. Al cual le fue extirpado la mitad de su cerebro cuando era niño, aunque en su caso por temas de salud ya que sufría una grave epilepsia, perdiendo de esa forma la parte de su mente capaz de empatizar y sentir, y en su lugar se le implantó un software que le convirtió en uno de los mejores analistas y observadores del mundo.

Como nos cuenta la sinopsis, un día aparecen de la nada en nuestra atmosfera más de 65.000 sondas con la misión de espiarnos. Decididos a descubrir quienes han enviado esas sondas y el porqué, la humanidad envía una misión espacial tripulada por varios de los mejores exobiólogos, especialistas en comunicación y a nuestro Siri Keeton. Pero lo curioso del tema es que el capitán de la expedición es nada menos que un vampiro. Sí, habéis oído bien, la humanidad ha sido capaz de revivir a los vampiros y ahora somos capaces de controlarlos para que trabajen para nosotros. Ya sé que suena muy raro, aunque más raro suena todavía saber que la mente de los vampiros es cuántica y capaz de realizar cálculos a nivel de un ordenador. 

La Teseo, que así es como se conoce a la nave en la que viaja Siri Keeton y el resto de tripulantes, tras varios años de viaje recorriendo el Sistema Solar y tras abandonar este, se topará con un extraño objeto de enorme tamaño, que para sorpresa de los tripulantes será capaz de comunicarse con ellos y advertirles para que no se le acerquen.

Pero ya sabéis como somos los seres humanos, y bueno en este caso el vampiro, y esa advertencia solo servirá para animar todavía más a los miembros de la Teseo a investigar que es esa cosa, y quienes son los seres que les han hablado.

El desenlace de la historia llegará de una forma demasiado pausada y de la mano de un gran número de reflexiones, en las que se nos plantearán muchas preguntas y se nos otorgarán muchas menos respuestas.

Si hablamos de la calidad de la novela, solo puedo alabar el nivel exquisito de su cuidada prosa. No así el ritmo narrativo de la historia, que para mi gusto se ve a veces muy entorpecido a causa del gran número de pensamientos filosóficos y reflexiones por parte de los personajes, consiguiendo de esa forma una lectura demasiado pausada.

Con respecto a los personajes, a primera vista uno echa de menos un poco más de profundidad y más información del trasfondo de los personajes secundarios, sobre todo en el caso del vampiro, del cual solo conocemos aquello que Siri nos va contando conforme le va observando. Además, todos ellos me han parecido bastante faltos de empatía humana, aunque en este caso quiero entender que ese era el objetivo de Peter Watts, al menos en el caso de Siri está claro que lo es, y supongo que en el del resto también.


COSAS QUE ME HAN GUSTADO:

Ø     Sin ser el planteamiento de la historia el más original, si me ha parecido bastante interesante.
Ø   Durante gran parte de la trama Peter Watts consigue crear una atmósfera repleta de tensión y opresión muy al estilo de la cinematográfica Alíen.
Ø   No hay duda de que es un libro de mucha calidad. La prosa que emplea Peter Watts es de muchos quilates y tanto sus descripciones, como algunas de sus reflexiones son muy intensas.

COSAS QUE NO ME HAN GUSTADO:

Ø     Sigo sin comprender el motivo por el que aparecen vampiros en esta novela, además claro estar de aportar un elemento fantástico a la historia, pero que en verdad no sirve de nada, ya que ese papel podría haberlo hecho un ser humano.
Ø     Algunas escenas son bastante confusas, sobre todo en las que nos topamos con algo de acción, dificultándonos  de esa forma  el seguir el hilo en ese momento de la trama.
Ø   El abuso a la hora de emplear una y otra vez los pensamientos filosóficos y reflexiones del protagonista, supongo que para darle más profundidad a la historia. Ojo, no digo que de vez en cuando este recurso no aporte mayor empaque a la trama, pero es que hacerlo de una forma casi constante termina por enlentecer demasiado el ritmo de la historia y por ende el de lectura.

CONCLUSIÓN:

Visión Ciega es un libro que me deja con sentimientos encontrados, por un lado está muy bien escrito y contiene reflexiones sobre la humanidad muy interesantes, pero al final abusa tanto de esto último, que uno se queda con la sensación de que un estilo más directo le hubiera beneficiado y de esa forma la lectura podría haber sido mucho más amena. ¿Recomendable? Digamos que este es un libro muy especial y que no es para todo el mundo. Antes de leerlo tienes que hacerte a la idea de que al final las reflexiones del protagonista son tan o más importantes que la propia historia en sí, así que si lo que buscas es una novela de ciencia ficción pura, en ese caso te recomendaría que miraras para otro lado.


NOTA: 6 sobre 10.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada