Buscar este blog

viernes, 23 de septiembre de 2016

La noche de los trekkies vivientes, ciencia ficción ligera y entretenida.

SINOPSIS:

Jim Pike era tan fan de Star Trek como el que más. Hasta que dos períodos de servicio en Afganistán destruyeron su fe en la humanidad. Ahora se limita a ir tirando como director adjunto de un pequeño hotel en Houston.

Pero cuando cientos de trekkies se presentan en la recepción del hotel para una convención de ciencia ficción, Jim se ve rodeado de tipos disfrazados de klingon, de vulcanos o de ferengi. A eso hay que añadir un extraño virus que transforma a los infectados en salvajes zombis, anhelantes de carne humana.

Mientras los sangrientos cadáveres vuelven a la vida y el planeta se encuentra al borde del cataclismo definitivo, Jim debe liderar a un grupo de fans de Star Trek. Vestidos con uniformes que se han hecho ellos mismos y armados con lásers de pega, su principal objetivo es sobrevivir. ¿Pero por cuánto tiempo podrán resistir en el escenario más terrorífico que cabe imaginar?

Hoy os traigo una novela ligera y entretenida, ideal para leer en esos impases entre obras mastodónticas cuando nuestro cerebro no está para muchos trotes.

La historia comienza en un hotel de Houston donde se celebra la Gulfcon, una convención anual para seguidores de Star Trek. Allí trabaja Jim Pike, un exmarine cuyas heridas traumáticas que arrastra de Afganistán le han afectado de mayor forma de la que nunca se atrevería a reconocer.

Para Jim, a pesar de haber sido un gran seguidor de Star Trek en su juventud, aquel sería un fin de semana como cualquier otro en su hastiada vida, sino fuera porque su hermana va acudir a la convención trekkie y podrán pasar unos días juntos.

Pero desde el primer instante de la convención todo empieza a torcerse para Jim, cuando a su alrededor no dejan de suceder pequeños sucesos estrafalarios, como que al jefe de seguridad del hotel le haya mordido un tipo vestido como un mimo o que varios empleados del hotel hayan desaparecido de la faz de la tierra, a los que en cualquier otro momento no les daría ninguna importancia, pero que un sexto sentido dentro de él que le mantuvo vivo durante la guerra, no deja de lanzarle advertencias de que algo gordo viene de camino.

Antes de que Jim pueda siquiera imaginar lo que sucede a su alrededor, se verá rodeado de cadáveres andantes, vestidos en su mayoría con disfraces ambientados en Star trek, dispuestos a arrancarle sus entrañas a dentelladas. En ese momento Jim tendrá que echar mano de su entrenamiento militar, si es quiere salir de aquella trampa mortal que es el hotel donde trabaja y salvar la vida de su hermana y los amigos de esta. Pero Jim no estará solo en su cruzada, otra joven que se encontraba en el hotel posee incluso más redaños que él y juntos intentarán escapar de aquel enorme edificio por el que rondan cientos o tal vez miles de zombis trekkies.

Aunque para mayor desgracia de nuestros protagonistas, los zombis no serán su mayor problema, ya que el ejercito parece dispuesto a lanzar una bomba sobre la ciudad de Houston que arrasará con todo y evitar así que la infección se expanda por el país.

El final como el resto de la historia, sucede de una forma bastante apresurada, aunque no en el mal sentido de la palabra, y podremos disfrutar de un desenlace bastante previsible y que a mí al menos no me convenció del todo.

Si hablamos de la narración y la prosa en sí, habría que tener en cuenta que tipo de historia es esta y por lo tanto juzgarla como tal. Es decir, la prosa es sencilla y se emplea un lenguaje bastante coloquial, pero eso es algo buscado por el propio autor y que la verdad ayuda a que la historia fluya. Al meternos en la acción casi desde la casilla de salida, el ritmo de la narración es siempre bastante alto, lo que ayuda a que pasemos las páginas casi sin darnos cuenta.

Con respecto a los personajes, la verdad es que ninguno de ellos destaca por su complejidad ni profundidad. Los buenos son buenos y los malos muy malos, es decir, unos personajes bastante arquetípicos y a los que el ritmo de la narración elevado nos impide poder llegar a profundizar un poco más en ellos.


COSAS QUE ME HAN GUSTADO:

Ø     Las referencias a Star Trek y en menor pedida a Star Wars, espacio profundo 9 entre otras sagas, así como a la subcultura de la ciencia ficción. Ni mucho menos soy un trekkie y seguro que me he perdido muchas cosas, pero entre las que he ido pillando alguna me ha sonsacado una sonrisilla.
Ø    Es un libro ligero y que se lee en un plis plas. Los capítulos son cortos y el ritmo de narración suele ser bastante alto en todos ellos.
Ø     Tiene un estilo bastante humorístico y gamberro, más propio de una parodia, que le va muy bien a la historia.

COSAS QUE NO ME HAN GUSTADO:

Ø      A pesar de las referencias freaks, al final el libro no deja de ser otro de zombis sin demasiado que aportar al género.
Ø     El desenlace me ha parecido bastante cogido con pinzas, no sé si soy yo, pero si la chica protagonista tiene que sobrevivir sí o sí por narices, pues invéntate algo mejor y no seas un "tramposete" sacándote de la manga un recurso a última hora.

CONCLUSIÓN:

La noche de los trekkies vivientes es una novela que catalogaría como simpática y bastante entretenida. Esto último gracias a un estilo cercano a la parodia, un ritmo de narración bastante alto y una prosa ligera. A pesar de que cumple con los estándares dentro de la cultura zombi, es decir, sangre y gore a tutiplén, al final no aporta demasiado a este género tan trillado, por lo que si eres un gran seguidor de los muertos vivientes, igual esta historia no sea para ti. Ahora bien, si eres seguidor de convenciones de ciencia ficción, o un trekkie, o simplemente quieres pasar un par de horas sin mayor interés que divertirte, entonces creo que deberías darle una oportunidad a este libro.

NOTA: 6.75 sobre 10.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada