Buscar este blog

martes, 4 de octubre de 2016

La mirada de las furias, ciencia ficción y aventuras para todos los públicos.

 SINOPSIS:

"La mirada de las Furias" es, a primera vista una curiosa `novela de aventuras con personajes`.

Trata de las entretenidas peripecias de Éremos, una especie de James Bond espacial dotado del privilegio de la duda. Éremos, cuyo nombre significa en griego algo así como `desierto solitario`, es un clon todopoderoso al servicio de una gran corporación, y la novela narra sus múltiples aventuras y desventuras en el desempeño de su misión.

Esta trama que parece tan simple, no lo es en absoluto en manos de Javier Negrete, el más dotado estilista de la moderna ciencia ficción española y uno de sus más firmes representantes. La referencia del título a las míticas Furias incorpora, en una novela escrita por un profesor de griego, una implícita reflexión sobre la culpa. Por otra parte, el comentario sobre un texto de Tucídices en el primer capítulo del libro alude a la responsabilidad en el uso del poder. Dos aspectos que tal vez conviertan en atrevida frivolidad la anterior referencia a James Bond.

Como gran degustador que es uno de la obra de Javier Negrete, no tengo perdón de dios por haber ido dejando pasar esta lectura durante tantos años. Si supiera como hacerlo me fustigaría a mí mismo.

Hablando ya de la novela en sí, la trama inicial con la que arrancamos no parece demasiado compleja y ya desde las primeras páginas se va al meollo de la cuestión, los seres humanos tenemos 12 días para devolver una nave alienígena que aterrizó en una planeta penal humano a sus dueños, o estos, cuya capacidad tecnológica es muy superior a la nuestra, destruirán a toda la humanidad.

Como punto de partida la idea no tiene mala pinta, aunque a mí me dejó alguna duda de lo que iba a encontrarme a partir de ese momento. Que no dejó de ser una historia de aventuras en la que teníamos como protagonista a Éremos, un ser creado y modificado genéticamente (se hacen llamar genetos en la novela) por una gran empresa, que le dio vida para usarle como un asesino.

Y es que Éremos debido a sus implantes y modificaciones, es más rápido, fuerte, inteligente y cualquier otra cosa que se os ocurra, que el ser humano más dotado. Pero además, fue creado sin un sistema emocional como tal, por lo tanto, aunque él prefiere no matar por matar, no sufre de remordimientos si debe de hacerlo para cumplir con alguna de las misiones que se le encomienda.

Sabiendo que Éremos es una especie de superhombre, os imaginareis que es enviado al planeta donde cayó la nave alienígena para salvar a la humanidad, pero la realidad de su propósito dista de ser ese, Éremos es enviado por la compañía que le creó para intentar obtener toda la información que pueda y así obtener beneficios económicos para su corporación.

Pero Éremos no será el único que va detrás de la nave alienígena y los secretos que esta guarda, otras grandes compañías parecen buscar ese mismo botín y por lo visto a ninguna de ellas parece importarle demasiado la amenaza que se cierne sobre la humanidad.

Del resto de la historia tampoco os voy a decir mucho más, solo os adelantaré, que os vais a topar con mucha acción, una trama más compleja de lo que parecía a simple vista y con un final bastante interesante.

Prosiguiendo con el análisis de la novela en sí, de los personajes es obvio que destaca Éremos por encima de los demás. Este es un personaje sólido y muy bien construido, y con el que nos será fácil empatizar debido a su personalidad y a como va evolucionando durante la trama, una evolución todo sea dicho que me pareció demasiado acelerada en ciertos aspectos. Del resto de personajes solo podría decir que cumplen en la historia, sin destacar en demasía, pero sin bajar el nivel de la trama.

Con respecto a la prosa empleada en la novela, si algo sabe hacer Javier Negrete es escribir muy bien y aquí no iba a ser menos. Su narración es fluida y el ritmo de esta va aumentando con el avance de las páginas, aunque de vez en cuando deberemos de leer algunas reflexiones de los personajes, que bien podrían haber sido un poco más escuetas.


COSAS QUE ME HAN GUSTADO:

Ø   Las referencias de culturas clásicas que Negrete va metiendo por aquí y por allá, pero siempre aportándole riqueza a la trama y no para demostrarnos lo mucho que conoce sobre esos temas.
Ø  La historia, que a primera vista parece algo simple, se vuelve más profunda e interesante conforme avanza la trama. A eso ayuda y mucho, el modo en que Negrete tiene de narrarnos con agilidad y fluidez esta historia de ciencia ficción y aventuras.
Ø    El final. No quiero decir que sea uno de esos finales apoteósicos que te dejan con la boca abierta, pero sí que es verdad que me esperaba un desenlace más azucarado y por ello agradecí estar equivocado.
Ø   Con lo complicado que es en la mayoría de ocasiones llegar a empatizar con un personaje y Negrete consigue que lo hagamos nada menos que con un asesino frío y sin emociones.

COSAS QUE NO ME HAN GUSTADO:

Ø   A veces los personajes se perdían demasiado en sus propias divagaciones, enlenteciendo de ese modo un poco la lectura.
Ø   Ya sé que esto puede parecer una incongruencia, ya que arriba alabo al personaje protagonista de la historia y como el autor es capaz de conseguir que nos importe alguien al que deberíamos despreciar, pero creo que su evolución emocional sucede a un ritmo demasiado vertiginoso para ser creíble.

CONCLUSIÓN:

La mirada de las furias es una gran novela de ciencia ficción y aventuras, que hará las delicias de todos aquellos que disfruten de este tipo de historias, gracias a una trama bien construida, un buen personaje protagonista y una gran cantidad de acción muy bien narrada. Obvia decir que no es perfecta ni mucho menos, pero sí que la pondría por encima de la media y por lo tanto es una lectura más que recomendable.

NOTA: 7.75  sobre 10.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada