Buscar este blog

domingo, 20 de septiembre de 2015

Esencia Oscura de Tim Powers, un clásico de la fantasía que nunca pasa de moda.

SINOPSIS

El asedio de Viena convertido en el escenario de una guerra mágica subterránea. Brian Duffy, un soldado de fortuna, es contratado para actuar de guardián en una taberna de Viena, en la que se fabrica la fabulosa cerveza Herzwesten. Sin embargo, hay algo extraño en todo ello: ha sido guiado allí por criaturas de las antiguas leyendas que pretenden que él es el paladín de Occidente. Esencia oscura es el título con el que Tim Powers empezó a labrarse la reputación de maestro de la fantasía histórica. En ella, mezcla con su coctelera particular los mitos del Rey Pescador, el ciclo artúrico y diversas leyendas árabes, sitúa la trama en el escenario del asedio de Viena por parte de los turcos, la condimenta con la presencia un grupo de vikingos y obtiene de todo ello una de sus inimitables novelas "Una fantasía altamente inteligente y una vívida superposición de mitos y leyendas.




Antes de nada, querría comentar que esta es una de las primeras reseñas que hago sobre un libro, así que no seáis muy duros al leerla. Prometo mejorar con el tiempo, o si no se da el caso os invito a una buena cerveza.

Y hablando de cerveza, os voy a empezar a hablar de Esencia Oscura. Una historia que si habéis leído la sinopsis de más arriba, ya sabréis que se enmarca dentro del periodo histórico donde los turcos asediaron la ciudad de Viena en el siglo XVI.

¿Y os preguntareis qué importancia puede tener la cerveza en esta historia? Pues la verdad que bastante más de lo que a primera vista pueda parecer.

Pero primero vamos a hablar un poco de Tim Powers. Para todos aquellos que no tengáis el placer de conocerle (os recomiendo que acudáis cuanto antes a una librería o biblioteca y consigáis alguna de sus obras , “ Las Puertas de Anubis” es la más conocida ) os diré que esta fue la primera novela que sacó al mercado nada más y nada menos que en 1979, y como en la mayoría de sus otras historias, el autor estadounidense nos introduce como escenario dentro de un marco histórico reseñable, en este caso el ya comentado asedio de Viena, al que añade una pizca de magia, elementos sobrenaturales y dándole un pequeño giro de tuerca a viejas leyendas como la del Rey Pescador, el Ragnarok, o el ReyArturo, crea la trama de esta fantástica novela.

Hablando ya de la historia en sí, nos encontramos como protagonista a Brian Duffy, un veterano soldado de origen irlandés que malvive en Venecia, al que un viejo de aspecto y modales turbadores llamado Aureliano (junto a Duffy el otro gran protagonista de la historia), le ofrece sin conocerle (o eso le hace creer a Duffy) un suculento trabajo como guardia en una famosa cervecería de la ciudad de Viena.

A Duffy a pesar de las suspicacias que le produce la oferta, le es imposible rechazarla, primero debido al buen salario que el enigmático Aureliano le promete, y segundo y no menos importante, porque en Viena se encuentra el amor de su juventud y en su foro interno el viejo irlandés todavía cree que pueda tener cabida para el amor dentro de su corazón.

Pero lo que Aureliano no le explica a Duffy, es que a partir del momento en que acepta el trabajo y se encamina hacia Viena, e incluso una vez consigue llegar a la ciudad, su vida no va a dejar de correr un peligro tras otro viéndose obligado a hacer uso de su espada de forma más habitual de lo que desearía, al verse arrastrado sin su consentimiento a tomar parte en una histórica lucha entre las fuerzas del bien y las del mal, mucho más importante de lo que nadie, ni el mismo irlandés, pudiera llegar siquiera a imaginarse.

El final de la historia y el porqué la cerveza es tan crucial dentro de la trama, ya os lo dejo para que seáis vosotros mismos quien lo averigüéis leyendo este magnífico libro.

COSAS QUE ME HAN GUSTADO:

  • El ritmo ágil que usa Powers y la forma dinámica en que narra gran parte de la historia.
  • La “originalidad” que desprende teniendo en cuenta que es una historia escrita en 1979.
  • El personaje en sí de Brian Duffy. Vale que está representado como el clásico bueno de toda la vida, pero incluso con ese arquetipo a sus espaldas es un tipo al que se le coge bastante cariño.


COSAS QUE NO ME HAN GUSTADO:

  •  El final. Sin ninguna duda es el gran punto débil de esta novela. Como he comentado antes, el ritmo ágil de la historia consigue amenizarnos la lectura sin caer en ningún momento en el tedio, pero en este caso Powers abusa demasiado de ello y nos deja con un desenlace demasiado acelerado, donde al autor parece que quiera contar demasiadas cosas en muy pocas páginas y que no hace nada de justicia al resto del libro.
  • La falta de otros personajes interesantes que pudieran aportar más matices a la historia. Entre Duffy y Aureliano se reparten todo el pastel.
  • El poco, por no decir nulo protagonismo de los malos en la trama. Apenas aparecen y cuando lo hacen no aportan nada interesante para que el lector pueda siquiera recordar sus nombres.


CONCLUSIÓN:

Recomendaría esta novela a todos los lectores que disfrutéis de una historia “clásica” con mucha acción, toques fantásticos y una narración viva. Para aquellos que seáis fans de ritmos más pausados o esperéis un título más cargado de elementos fantásticos, no creo que está sea vuestra historia. 


PUNTUACIÓN: 7 SOBRE 10

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada