Buscar este blog

miércoles, 30 de noviembre de 2016

Camino Desolación, una novela de ciencia ficción algo surrealista.

SINOPSIS:

Alejada de ninguna parte pero a solo un paso de Paraíso, en algún lugar de la línea que la une con Sabiduría y donde nunca paran los trenes se hallaba Camino Desolación, un pueblo que nunca debería haber existido, ni siquiera en el Marte de aquella época, donde los milagros ocurrían cada día. En realidad, era tan pequeño y estaba tan apartado que se le conoció tan solo por las historias que de él se contaban.
Todo empezó hace treinta años con un hombrecito verde. Pero para cuando los hechos acabaron, por Camino Desolación habían desfilado todos y cada uno de los prodigios y anormalidades concebibles en oferta: desde la Feria Ambulante y Fantasía Educativa de Adam Black (completa, con su propio ángel cautivo), hasta el Asombroso Desprecio, Maestro Mutante del Centelleante Sarcasmo y Réplica Rápida, sin olvidar (si alguien pudiera) el Asombroso Bazar Aéreo de Persis Jirones, el martes de Cometas y el primer viaje tripulado a través del tiempo de la historia…

Buenas tardes a todos. Ya sé que en los últimos días me repito más que el ajo, pero hoy solo dispongo de 30 minutos para crear esta entrada y subirla, así que espero que me disculpéis por dejaros una reseña más light de lo que se merece un libro de esta entidad.

Intentar resumiros la trama de esta novela tan surrealista con el poco tiempo que dispongo sería más complicado que hacerle comprender a un extraterrestre el funcionamiento de la regla del fuero de juego en el fútbol. Por ese motivo creo que es mejor que os leáis la sinopsis e igual así os hacéis una idea de a lo que os vais a enfrentar. Si no es el caso, preguntad y prometo responderos.

PERSONAJES:

Sin duda lo que más me ha fascinado de esta novela es la gran cantidad de personajes peculiares y únicos que McDonald fue capaz de crear en su momento. Todos ellos, y son muchos, están creados con mucho ingenio y cariño, conformando a su modo el engranaje sobre el que se sustenta esta historia. Podremos disfrutar de algunos personajes con una personalidad surrealista, otros capaces de conquistarnos desde el primer momento, algún que otro egoísta y malvado, pero siempre detrás de cada uno de estos personajes descubriremos algo sorprendente que les hace ser especiales.  

NARRATIVA:

En este apartado poco más que alabar la excelente prosa con la que nos deleita McDonald. El autor británico empleando un recurso que para muchos sería su propia ruina, como es el hacer uso de un gran número de adjetivos durante buena parte de la narración, es capaz de contarnos una historia bastante compleja de un modo cercano. Por ponerle algún pero, al ser tantos los personajes y las tramas secundarias en las que estos participan, es inevitable encontrarnos con ciertas fluctuaciones en el ritmo de la narración, lo que nos lleva a que en algún que otro momento la lectura se nos pueda llegar a hacer algo pesada.  

DESENLACE:

A pesar de que al final todas las tramas secundarias terminan más o menos cohesionándose en un final que debería cerrarlas, es cierto que algunas de ellas parecen algo forzadas y carecen de esa naturalidad que otras si son capaces de alcanzar. Eso hace que el final sin ser ni mucho menos malo, no termine de ser todo lo redondo que hubiéramos deseado. 


COSAS QUE ME HAN GUSTADO:

Ø  La amalgama de personajes a cada cual más estrafalario. Mira que es complicado crear un personaje diferente para una historia y que este no caiga en clichés o le falte coherencia, pues McDonald es capaz de crear una gran cantidad de personajes a cada cual más sui generis.
Ø    La mezcla de géneros que componen la trama, un poco de fantasía por aquí,  una gran porción de ciencia ficción por allá e incluso un toque de western y todo ello aderezado con un poquito de surrealismo y ese aire nostálgico a fabula o cuento de toda la vida, que hacen de esta una de las novelas más frescas y originales que he leído en los últimos tiempos.
Ø     Lo bien escrito que está. McDonald te puede gustar más o menos, pero es obvio que es uno de los escritores de ciencia ficción que más jugo saben sacarle a su pluma.

COSAS QUE NO ME HAN GUSTADO:

Ø     Al estar dividido en muchos capítulos la narración se torna algo irregular en ciertas fases del libro, lo que nos conduce a ciertos momentos de pesadez en nuestra lectura.
Ø  Aunque en general me ha gustado bastante la trama, creo que al final este enorme rompecabezas no termina de encajar bien del todo. Disponemos de todas las piezas para que nos quede un desenlace perfecto, pero la sensación que me queda es que McDonald no terminó de conseguirlo.

CONCLUSIÓN:

Primero de todo, no os dejéis engañar como en mi caso por las naves espaciales de la portada, esto no es una Space Opera, aunque he de reconocer que es posible que de otro modo no hubiera leído esta magnífica novela. En segunda instancia deberíais de saber que esta novela desborda originalidad y frescura por sus cuatro costados, gracias a su trama singular y sobre todo a unos personajes peculiares. Además, todo ello escrito con la maestría de un genio del género. ¿Entonces es perfecta? Ni mucho menos, esta es una lectura complicada y repleta de vaivenes que dista de ser apta para todos los públicos, pero a la que si se le coge el puntillo seguro que dará muchos alegrías.


NOTA: 7.75 sobre 10.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada