Buscar este blog

martes, 10 de noviembre de 2015

"Lobo Espacial", primer libro de la trilogía Lobos Espaciales.

SINOPSIS:
¡La furia animal de los Lobos Espaciales está a punto de desatarse!

En el devastado mundo de Fenris, la escasa población se enfrenta a diario en su lucha por la supervivencia contra peligrosos monstruos y tribus rivales. Pero Fenris es también el hogar del poderoso Capítulo de los Lobos Espaciales, los soldados de elite del Emperador en un universo lleno de alienígenas, herejes y mutantes.

Las aventuras de Ragnar comienzan cuando resurge después de una salvaje muerte en el campo de batalla e ingresa entre las filas de los Lobos Espaciales. Pero ¿conseguirá el feroz Ragnar dominar a la bestia y completar su destino en los campos de batalla del siglo XLI?




Cuando la gente suele hablar de Warhammer lo primero que surge en la conversación es la palabra freak. Desconocen que detrás de ese mundo además de las figuras y miniaturas, que ojo como buen freak que soy respeto al máximo aunque nunca me han llamado la atención, hay un vasto mundo literario.

Como en todo en esta vida, dentro de todas esas decenas y decenas de libros con los que nos bombardea Games Workshop, podemos encontrar de todo, en su mayoría son historias que lo único que buscan es entretener a sus lectores, pero también hay algunas series o sagas con algunos volúmenes de bastante calidad, sobre todo en el mundo Warhammer 40000 (La herejía de Horus tiene algunos libros muy destacados).

Hoy os hablaré de los Lobos Espaciales, uno de los capítulos más famosos dentro de todo el ejército imperial que protege a la humanidad.

Como nos indica la sinopsis el protagonista de la historia es Ragnar, un joven de la tribu Puño Truenos que acaba de convertirse en un hombre a ojos de su gente tras sobrevivir a una peligrosa travesía en barco en la que conocerá a un personaje misterioso llamado Ranek.

Pero como Fenris es un mundo duro donde prevalece la ley del más fuerte, ya que Russ el Dios al que adoran los Fenrisianos así lo dejó claro cuando caminaba por Fenris, la gente de Ragnar mientras se encuentra en plena celebración recibe la visita de una tribu enemiga que termina por destruirles. El joven Ragnar a pesar de no haber entrado nunca en combate contra otro ser humano, demuestra ser un rival muy duro y uno tras otro van cayendo ante su hacha los veteranos guerreros de la tribu Cráneotorvo. Al final Ragnar tras vencer a una veintena de enemigos acaba enfrentándose a Strybjorn, otro joven guerrero como él que parece invadido por el espíritu de la guerra, en un combate en el que ambos acaban sesgándose la vida el uno al otro.

La historia obviamente no termina aquí, el misterioso Ranek al que conoció durante su travesía en barco, resulta ser uno de los encargados de reclutar soldados para las filas de los Lobos Espaciales, y al estar presente durante la reyerta decide que tanto Ragnar como Strybjorn son lo suficientemente buenos guerreros como para curar sus heridas con su “magia” y llevarles hasta el lugar donde los aspirantes deben demostrar todo su valor.

A partir de ese momento Ragnar sufrirá toda clase de penurias para poder llegar a superar cada una de las dificultosas pruebas a las que deberá enfrentarse si quiere llegar a ser uno de los elegidos de su dios Russ. Strybjorn y varios compañeros más le acompañaran en esta aventura, en la que el joven fenrisiano deberá de poner a prueba toda su fuerza de voluntad y su espíritu de lucha.

Al final Ragnar superará todos los obstáculos con los que se encuentre y podrá llegar a ser digno de superar el ritual para convertirse en un Lobo Espacial. Pero en vez de mejorar las cosas para él, desde ese instante su vida correrá todavía más peligro, al tener que luchar cada día del resto de su vida por contener la bestia interior que desea dominarle y arrebatarle todo resquicio de su humanidad.

Como es costumbre no os explicaré que sucede al final del libro, eso es algo que deberéis averiguar por vosotros mismos.

Tanto la narración como el ritmo y la prosa que emplea William King, son más que correctos, incluso diría que en muchos aspectos se podría decir que llegan a ser notables. El libro se lee con facilidad y en ningún momento se tiene la sensación de que se hace pesado ni aburrido.

A la hora de centrarnos en los personajes, al ser Ragnar el absoluto protagonista, es en él en quien más nos fijamos. Bien construido desde el inicio de la novela y con una paulatina evolución muy creíble a nuestros ojos, nada del típico cambio de paso de ser un pardillo a un héroe en tres páginas. Los secundarios, quizás el más destacado sea el archienemigo de Ragnar, Strybjorn, pero a diferencia del primero al solo tener su punto de vista al principio de la novela, no podemos más que basarnos en lo que Ragnar nos cuenta de él, que no es que sea muy objetivo, para ver su evolución durante la historia.


COSAS QUE ME HAN GUSTADO:
·         La historia en general que nos cuenta William King. Ver todas las penurias que debe de sufrir un marine espacial para formarse, en este caso nada menos que uno de los feroces Lobos Espaciales, desde cero ha sido una experiencia muy interesante.
·         El personaje de Ragnar cumple con creces el papel de protagonista. El autor consigue que a las pocas páginas el lector empatice con el sufrimiento y los cambiantes estados de ánimo del joven Fenrisiano.
·         Lo bien escrito que está para ser un libro de Warhammer teniendo en cuenta estigma que eso supone para cierta gente. La lectura se hace amena y en ningún caso se vuelve pesada.

COSAS QUE NO ME HAN GUSTADO:
·         El final de la relación que mantienen casi desde el inicio Ragnar y su odiado compañero Strybjorn la veo bastante previsible. Creo que se le podía haber dado una vuelta de tuerca que le diera un toque más interesante.
·       A la escena final de lucha contra el Marine del Caos le falta algo más de carga dramática y emoción. Todo se resuelve con demasiada rapidez para ser el final del libro.

CONCLUSIÓN:
Nos encontramos delante de un buen libro de ciencia ficción, eso que quede claro. La historia es interesante y está muy bien escrita, los personajes están bien construidos y la narración fluye con facilidad ¿Entonces es recomendable os preguntareis? Diría que sí pero con matices, para aquellos que ya hayan leído algo sobre el universo de Warhammer 40000, como para los que no lo conozcan y les guste la ciencia ficción con tintes bélicos, es más que recomendable. Para el resto de personas no creo que sea un estilo que les vaya a gustar en demasía.

NOTA: 7 sobre 10.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada