Buscar este blog

jueves, 19 de noviembre de 2015

"Los Reyes de la Arena" ciencia ficción de mucha calidad en muy pocas páginas.

Después de sufrir alguna que otra decepción tras la lectura de algunos libros ganadores de premios Nébula, Hugo y demás, un conocido me recomendó que leyera el relato de “Los Reyes de la Arena”. Para aquellos que no lo sepáis, este relato ganó todos los premios ganables allá por 1979-1980 y está escrito por George R.R Martin, el reconocido autor de Canción de Hielo y Fuego.

Que solo fuera un relato de unas pocas decenas de páginas y que estuviera escrito por Martin (soy bastante fan de CdHyF) me terminó de convencer para leerlo. Y he de decir, que estoy gratamente sorprendido y agradecido a mi amigo por la recomendación. 

Es más puedo afirmar que es uno de los mejores relatos sobre ciencia ficción que he leído en toda mi vida.

La historia nos sitúa en mitad de un planeta lejano llamado Baldur del que apenas conocemos nada, ya que es una información que carece de importancia para la historia, en el que vive nuestro protagonista, Simon Kress.

Un hombre de negocios de mucho éxito apasionado por los animales exóticos, que un día tras volver a su casa y encontrar por enésima vez el tanque de las pirañas vacío tras devorarse entre ellas, decide buscar alguna clase de mascota todavía más extraña a las que ya ha poseído y con la que poder seguir disfrutando de las enfermizas atrocidades a las que las somete.

Así es como nuestro cruel y adinerado protagonista se hace con los Reyes de la arena, una especie de insectos similares a una araña que son dirigidos por una mente colmena a la que alimentan y protegerán con devoción al ser su reina. Pero lo interesante de estos seres que se encuentran encerrados dentro de un terrario como cualquier otro insecto, es que son mucho más inteligentes de lo que uno podría imaginar a primera vista. Con una capacidad inusual de construcción y una gran capacidad táctica militar para enfrentarse contra cualquiera que quiera dañar a su reina, pronto Simon Kress quedará prendado por estos pequeños seres de forma arácnida.

Pero la maldad que anida en el corazón de Simon Kress, pronto será transmitida a estos seres que ven a su dueño como a un dios al que adorar. Pero en este caso su dios será un ser vengativo que les hará pasar hambre, sin mayor motivo que verles pelear a muerte por restos de la comida, y esa actitud hará que los Reyes de la Arena se vuelvan tan maliciosos como su dueño.

Al final el inevitable desastre sucede y los Reyes de la Arena terminan escapando del terrario y es cuando comienzan todos los problemas para nuestro protagonista, ya que estos insectos son capaces de crecer en consonancia al tamaño de su hábitat y la comida que sean capaces de ingerir, y ahora se encuentran al aire libre y muy hambrientos.

Como continua la historia y su final es algo que os recomiendo leer, ya que en una hora o menos la puedes terminar y os aseguro que si sois fan de la ciencia ficción os va a encantar.
Al ser un relato corto no voy a enumerar que cosas me han gustado y cuales no ni puntuarlo, pero ya os he dicho que me ha encantado, así que podéis iros haciendo una idea sobre la nota que le pondría.


Por último, os aporto un dato curioso que desconocía hasta que leí el relato e investigué un poco y que puede ser de vuestro agrado si habéis leído el relato y disfrutado tanto de él como yo. Dos de los capítulos de la exitosa serie de ciencia ficción “Más allá del Límite” están basados en esta historia. Seguro que indagando por youtube sois capaces de encontrarlos si buscáis por “arenícolas” que fue el título que les pusieron.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada