Buscar este blog

viernes, 19 de enero de 2018

Hijos del dios tuerto, una historia que sufre de mal de amores.

SINOPSIS:

¿Quieres cambiar tu destino, Harek Haraldsson? Llegarán tras el deshielo. Llegarán sedientos de sangre, sedientos de vidas, sedientos de venganza. Y no puedes impedirlo.
¿Quieres cambiar tu destino, Loki? Tu camino está trazado. El camino hacia la traición, hacia la muerte, hacia la destrucción de los mundos. Y no puedes evitarlo.
El destino no se puede esquivar. El destino no se puede cambiar. El destino es.

Las nornas tejen en su tapiz el pasado, presente y futuro de los nueve mundos, entrelazando los hilos de las vidas de dioses, hombres y monstruos. Ocultas bajo las raíces de Yggdrasill, las tres hilanderas empiezan a hilvanar un hilo de oro: el hilo de un héroe, Harek Haraldsson, jarl de un clan de vikingos que se prepara para el ataque de otro fiordo con el que mantiene una deuda de sangre. Mientras se debate entre la responsabilidad de proteger a su gente y la tentación de sucumbir a la sed de venganza, Harek ignora que su hilo está entretejido con los hilos de los dioses. De sus decisiones dependerá el destino de los æsir y su victoria o derrota en el Ragnarök, que llegará, como los enemigos de su clan, después del hielo.

Para terminar la semana en el blog, creo que con tres entradas en esta semana he cumplido de sobra, os traigo la reseña de Hijos del dios tuerto, una historia de fantasía ambientada en las leyendas nórdicas clásicas.

La historia arranca mostrándonos dos escenarios en los que se divide la trama principal. El primero de ellos transcurre en Asgard y se centra en las andanzas de los dioses del panteón nórdico. Un día Odín descubre que Loki, conocido como el dios del engaño, y su mejor amigo, está destinado a traer el Ragnarok  a Asgard. Odín, llevado por su amistad hacia Loki decide abandonar el reino de los dioses y embarcarse en la búsqueda de lconocimiento que ayude a evitar el fin de mundo. El poderoso Thor y el propio Loki tampoco se mantendrán de brazos cruzados y a su modo intentarán detener el Ragnarok, pero lo que la nornas hilvanan en su tapiz suele ser definitivo e invariable, por lo que su destino parece definitivo o ¿tal vez no?

El segundo de los escenarios, centrado en Midgard, el mundo que habita el hombre, nos muestra a Harek Haraldsson, el jarl de un clan que ha sido atacado por unos rivales vecinos y que se ve en la obligación de responder a esa afrenta con acero. Pero Harek que a pesar de su juventud no peca de impetuosidad, sabe que esa venganza les saldrá muy cara, ya que sus vecinos forman una poderosa alianza con otros clanes. Consciente de que tras el deshielo del invierno, esa incursión a territorio enemigo traerá la guerra a sus tierras, Harek decide pasar el invierno con sus seres más allegados y con una joven volva, una sacerdotisa de Freia muy misteriosa que parece extrañamente interesada en él.

Con el pasar de ambas tramas observaremos de primera manos los fallidos intentos de los dioses por evitar el Ragnarok, así como el acercamiento entre Harek y la enigmática volva. También veremos como al final el joven jarl se convierte en un elemento de mucho más peso en la historia de lo que uno pudiera imaginar.

Con respecto a la prosa y el estilo narrativo empleados por su autora en esta novela, tengo sentimientos encontrados. Por un lado me ha gustado bastante la elegante prosa que Virginia emplea durante buena parte de la historia y por eso me ha sorprendido para mal el estilo empleado durante los diálogos. Demasiado vulgar, sobre todo en la parte que atañe a los dioses. Si separáramos ambas tramas, diría que la trama de Asgard posee un ritmo narrativo de notable como poco y la trama de Midgard de aprobado justo, y gracias a que la parte final la cosa mejora bastante, ya que hay algunos capítulos muy lentos y en los que la trama no avanza demasiado.

Los personajes también me han generado dudas. El ya comentado lenguaje soez no me pega nada con los dioses de Asgard, ni tampoco el modo en que algunos de ellos termina manipulado de forma tan descarada. A pesar de ello y gracias al estilo de su autora uno termina por empatizar con los poderosos habitantes de Asgard. En lo que respecta a los personajes humanos si me parece más conseguido su modo de comportarse, aunque me hubiera gustado que estuvieran un poco menos estereotipados y haberme encontrado algún personaje diferente. De todos modos en general cumplen, que no es poco.



COSAS QUE ME HAN GUSTADO:

Ø    Al contrario que sucedía en Mitos nórdicos de Neil Gaiman, donde el autor británico se limitaba a contarnos las historias clásicas de los dioses nórdicos sin aportarle su sello a la narración, en esta novela Virginia Pérez de la Puente nos ofrece una versión muy interesante de esos mismos mitos, en los que su enfoque y su inventiva quedan patentes en cada página. Lo mejor de este libro sin duda.
Ø    Dejando de lado un poco el tema de los diálogos, que no me han terminado de convencer, el resto de la prosa y estilo narrativo empleados por su autora son una gozada. Las descripciones son excelentes y ayudan a que nos sea muy sencillo introducirnos en el mundo donde transcurre la acción.
Ø   Lo bien documentada que esta la novela. Se agradece cuando los autores se toman enserio su trabajo y preparan sus textos de forma concienzuda para mayor deleite del lector.



COSAS QUE NO ME HAN GUSTADO:

Ø  La disparidad de calidad que he visto entre ambas tramas principales. Mientras que cuando estábamos en Asgard la novela fluía y la trama era muy interesante, cada vez que cambiábamos a Midgard todo se volvía más pesado y el interés por mi parte decaía bastante. Lo cierto es que es como si estuviéramos leyendo dos novelas distintas y esas diferencias entre ambas afectan bastante al conjunto final.
Ø    Primero de todo quiero que quede claro que soy bastante receloso con las historias románticas, así que igual no soy objetivo, pero la cosa es que la relación amorosa en esta novela me ha dejado muy frío y algo molesto. ¿Su problema? Pues que esa historia de amor termina siendo el centro de toda la trama humana y como si de un agujero negro se tratara absorbe todo a su alrededor.
Ø  Los personajes no me han terminado de convencer del todo, los dioses en su mayoría son demasiado chabacanos y a penas se diferencian de un humano cualquiera y luego el resto de secundarios están algo estereotipados.


CONCLUSIÓN:

Hijos del dios tuerto es una novela que casi desde el primer momento nos presenta dos caras muy desiguales. Una bastante brillante y con una trama interesante y absorbente que nos narra desde un punto de vista muy personal las historias clásicas de las leyendas nórdicas, y otra cara más repleta de sombras que se centra en la tierra de Midgard, en la que se nos cuenta una historia que adolece de fluidez y demasiado centrada en una relación romántica bastante insípida. Esta disparidad termina por afectar al conjunto, ya que los capítulos de ambas tramas se van intercalando, dejando al lector en una especia de montaña rusa lectiva. ¿Recomendable? No se puede negar que está muy bien escrita y solo por la trama de Asgard ya merecería la pena leerla, así que lo mejor es que el lector lea los apartados de virtudes y defectos y decida por sí mismo.

PUNTUACIÓN: 6.5 SOBRE 10




4 comentarios:

  1. Concuerdo bastante con tu reseña. A mí también me chocó mucho el cambio estilístico en determinados momentos de la narración, de lo más depurado a algo menos cuidado y soez (que ya sé que será intencionado, pero no cuadra en el conjunto).
    Buena reseña ;-)
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No cuadra sobre todo cuando se habla de seres celestiales, al menos no es la imagen que se suele tener de ellos. Esta novela con un par de retoques y menos centrada en la parte amorosa, creo que hubiera quedado bastante redonda.

      Saludos y gracias por pasarte y comentar.

      Eliminar
  2. Me encanta leer sobre los mitos nórdicos y más si es una versión interesante, así que el libro tiene tiempo apuntado en mi lista de deseos, una pena que note tanto la diferencia entre las dos tramas, pero como a mi me gustan las historias de amor puede que no me moleste tanto la de Midgard y la termine disfrutando más en su conjunto.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gustándote las historias de amor, seguramente la trama humana te parecerá menos aburrida que en mi caso, así que punto a tu favor XD

      Ya contarás que tal si lo lees.

      Saludos y gracias por pasarte a comentar.

      Eliminar