Buscar este blog

miércoles, 14 de octubre de 2015

Medio Mundo (Mar Quebrado #2) Segundas partes en este caso sí fueron buenas.

SINOPSIS


«EL MOMENTO EN EL QUE PARES SERÁ EL MOMENTO EN EL QUE MUERAS.»
Espina Bathu es una de las pocas chicas de Gettlandia que ha recibido el don de la Madre Guerra. Desesperada por vengar la muerte de su padre, vive para la lucha. Pero tras un trágico accidente en el cuadrado de entrenamiento, su propio instructor la tacha de asesina y se convierte en una proscrita. Zafándose del destino, la joven queda atrapada en una conspiración cuando se embarca en la nave del padre Yarvi, un clérigo tremendamente astuto. Junto con el resto de la tripulación, Espina surcará medio mundo en busca de aliados para luchar contra el despiadado Alto Rey, y aprenderá lecciones muy duras a base de engaños y sangre.

La acompaña en este viaje el joven Brand, un guerrero que odia matar. Aunque en una sociedad tan bélica como esta se le considera un fracasado, el periplo por el mar Quebrado le ofrecerá una oportunidad inesperada para redimirse a los ojos de todos.

Hace pocos días que os hablé de la trilogía del Mar Quebrado de Joe Abercrombie y os reseñé el primer libro “Medio Rey”. Hoy os traigo la segunda parte de esta apasionante historia, Medio Mundo.

Aunque Abercrombie sigue manteniendo la misma estructura clásica que en su anterior entrega, presentación de personajes protagonistas, un largo viaje cargado de sinsabores y dificultades en él que estos protagonistas maduraran y un final en el que se verá hasta donde les conduce toda su evolución, a diferencia de la anterior novela esta vez el protagonista no es para Yarvi (ahora el padre Yarvi) quien se mantiene en un segundo plano cediéndole el testigo a dos jóvenes guerreros como Espina Bathu y Brand.

Al poco de empezar a leer puedes apreciar que en ambos protagonistas se ve el inconfundible sello de Abercrombie que tanto eché de menos en el anterior libro, donde solo Yarvi parecía poseer algo de la esencia del escritor británico. Y como no, esto es un gran punto a su favor y nos acerca más a lo que esperábamos en el primer libro, un Abercrombie algo más light por dirigirse a un público más juvenil, pero sin perder su estilo cínico y feroz que tantos adeptos le ha ganado en el pasado.

En Espina no nos vamos a encontrar a la típica protagonista femenina con un elevado intelecto que la hace ser especial y que aprovecha para cumplir con sus objetivos dentro de la historia. Al contrario, Espina es una joven bastante cabezota, impulsiva, malhablada incluso, rencorosa, fanfarrona…Vamos una joyita con un carácter tan difícil que ni ella misma se cae bien, por lo que suele granjearse una gran cantidad de enemigos. Brand tampoco es que represente el adalid clásico de héroe, el muchacho es mucho más complejo que todo eso y con su temperamento calmado, su generosidad y su manía por hacer siempre el bien, aunque eso le conlleve consecuencias nocivas para su persona, se complementa de forma perfecta con Espina, creándose entre ellos una relación de amistad repleta de vaivenes por culpa del carácter de la joven.

A pesar de los dos protagonistas adolescentes, Abercrombie nos aporta en esta ocasión una perspectiva mucho más adulta y una visión mucho más realista y cruda del mundo que ha creado. Algo que se agradece.

La diligente narración junto a unos atractivos diálogos, consiguen atraparte desde las primeras páginas obligándote a seguir leyendo hasta devorar el libro por completo y quedarte con ganas de más. Ayuda que haya más acción y lo bien que nos la relata Abercrombie, consiguiendo escenas de lucha realistas donde no escatima en el uso de la violencia. Incluso la historia de amor, que esta vez si se hace uso de ella, está planteada de tal manera que encaja perfectamente en la historia como la última pieza de un complejo puzzle, sin llegar a convertirse en un molesto centro de atención que tire por tierra todo lo demás (Aquí se agradece, o yo al menos lo agradezco de corazón, que no haya caído en los manidos triángulos amorosos que tanto aburren y que no llevan a ninguna parte)

Los personajes secundarios esta vez sí brillan con luz propia y no son meras comparsas. Gracias sobre todo a un Yarvi más maduro y consciente de cuáles son sus puntos fuertes y debilidades, que cumple a la perfección con ese papel. Pero sin olvidarnos de la enigmática Skifr, la reina Laithlin o los compañeros de remo del Viento del Sur.

Como apunte final para aquellos que hayáis leído más novelas de Abercrombie, comentar que tanto Espina como Brand y la relación que mantienen entre ellos, me recuerda un poco a Monza Murcatto y Caul Escalofrios. Veremos si ambos terminan de la misma forma que estos últimos.

COSAS QUE ME HAN GUSTADO:

·         Una historia más madura y adulta con dos grandes personajes protagonistas que se alejan de los clichés de este género.
·         El estar narrada desde dos puntos de vista tan alejados como son el de Espina y Brand ayuda a que nuestra visión del Mar Quebrado y de la historia en sí sea más amplia.
·         Las insinuaciones que Abercrombie va dejando en pequeñas pinceladas en la historia sobre quienes podrían ser los desaparecidos elfos y las consiguientes teorías que se formaron en mi mente al leerlo.
·         Es muy adictivo, todavía más que el anterior, y eso es gracias al ritmo y la prosa sencilla (que no pobre) que emplea Abercrombie.

COSAS QUE NO ME HAN GUSTADO:

·         Me quedo con la sensación de que con un final distinto la historia sería mucho más redonda. Y ojo, no estoy criticando el final, lo que sucede es que de Abercrombie siempre te esperas ese poco de mala leche del que carece este final.
·         Quizás y repito quizás, por sacarle algún pero, la historia en si es algo previsible y el argumento vuelve a pecar, como en la anterior entrega, de una minúscula falta de originalidad que la haga llegar a ser sobresaliente.

CONCLUSIÓN:

Al ser un segundo libro de una trilogía no puedes evitar tener la suspicacia de encontrarte con una historia menos trascendente que de paso al gran clímax final que debe de llegar con el tercer libro. Pero al contrario de eso Abercrombie nos trae una historia repleta de acción, aventuras e intriga que va in crescendo hasta alcanzar un nivel superior al anterior. Por eso mismo tengo que recomendar a todos aquellos que os la hayáis leído la primera parte, que saquéis tiempo para leer esta segunda, seguro que os va a encantar.

PUNTUACIÓN: 8 sobre 10.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada