Buscar este blog

viernes, 27 de mayo de 2016

La Luna es una cruel amante.

SINOPSIS:

Aunque sus abuelos fueron recluidos en su día en la colonia, Mannie nació libre y eso supone una gran diferencia. Como contratista privado, hace negocios con la Autoridad pero no figura en su nómina. El régimen de Luna es severo e injusto, la revolución se masca en el ambiente y se habla incluso de derrocar a la odiada Autoridad. Cuando Mannie ayuda a la preciosa Wyoming Knott a escapar de los guardaespaldas del Guardián, se encuentra de alguna manera en el centro de una rebelión sin esperanza. Aunque Mannie tiene un arma secreta: Mike es el ordenador más inteligente de la colonia, está conectado a toda clase de equipos útiles... Y Mannie es el mejor amigo de Mike. La Luna es una Cruel Amante , ganadora del Premio Hugo, es una brillante obra de uno de los maestros más reconocidos de la cf, que mezcla un estilo elegante y de ritmo vertiginoso con personajes fascinantes, unos diálogos ingeniosos e ideas que hacen reflexionar.

Hoy os traigo una de esas historias antiguas que desprenden un aroma de otra época, aunque en este caso más bien podría pasar por una novela actual.

La Luna es una cruel amante, nos sitúa en mitad de una sociedad lunar dirigida por una corporación terráquea conocida como la Autoridad, a la cual le importa entre poco y nada el devenir de los lunáticos, mientras estos cumplan con los cupos de cereales que están obligados a producir y enviar a la Tierra.

Lo primero que hace Heinlein es describirnos con muchos detalles como es la sociedad lunar, para que así podamos comprender mejor la revolución que más tarde nos plantea.

Las primeras bases lunares en su momento fueron creadas como colonias penales, al estilo de Australia, por las personas de la Tierra. Allí enviaban a los elementos y disidentes que cada país no quería entre sus fronteras. Pero transcurrido un siglo desde la creación, gran parte de la población ha nacido y se ha criado en la Luna, con unas costumbres muy diferentes a la Tierra. En la Luna no hay leyes como tales, ya que la gente sabe que puede y no puede hacer y aquellos que se extralimitan, sufren sus consecuencias. Nada es gratis, es uno de sus lemas más típicos, ya que cualquier lunático debe de pagar hasta por el aire que respira. Eso les ha convertido en una comunidad muy trabajadora, que poco a poco va viendo como sus grandes esfuerzos no son recompensados ni por la Autoridad, ni por la Tierra. Creando de ese modo un caldo de cultivo en el que terminará germinando una revolución.

Pero una revolución no sería nada sin una cabeza pensante y un grupo de gente que ejecute las órdenes de su cabecilla. Aquí es donde entra Mike, diminutivo de Mycroft Holmes, el nombre que ha recibido la computadora que centraliza todas las tareas de la Luna y que de una forma inexplicable, ha conseguido crearse a sí misma una propia conciencia y hacerse amigo de Manny Davis. Uno de los pocos técnicos informáticos del satélite y el otro protagonista de la historia, y la persona que nos relata los sucesos que nos conducen hasta esta revolución.

Y no es que Manny sea un revolucionario, todo lo contrario si tenemos en cuenta su falta de ideales políticos, pero sin querer termina metido en el meollo de esta revolución y con su presencia arrastra a Mike, la computadora más inteligente de toda la Luna y probablemente de la Tierra.

Pero está claro que Manny y Mike solos no podrían llevar a buen término una revolución, básicamente porque a ninguno de ellos es algo que les interese. Aquí es donde entran los otros dos personajes más importantes de la historia. Wyoming Knott y el profesor Bernardo de la Paz. La primera es una joven muy atractiva y una entusiasta revolucionaria, que desea una Luna libre y gobernada por lunáticos. El segundo es un anarquista que cree que la Autoridad es una garrapata que no deja de alimentarse de las escasas materias primas de la Luna y que si no hacen nada por deshacerse de ellos pronto, no habrá nada que legar a las futuras generaciones.

Con todos estos ingredientes, Heinlein nos relata paso a paso y de una forma muy detallada, la forma en que una revolución debe de ser llevada a cabo para poder alcanzar su objetivo.

Si al final la revolución lunar planteada por Heinlein triunfa o no, es algo que debéis de descubrir por vosotros mismos.

Entre los personajes cabría destacar a Mike y Manny. Mientras que el primero me parece un soplo fresco por su forma de ser y los matices que alcanza su personalidad, en el segundo echo en falta algo diferente en su personalidad que le haga sobresalir. El resto de personajes como sucede en el caso de Manny, los encuentro bastante planos y sin nada que me vaya a hacer recordarlos en unos días.

La historia está relatada con una prosa excelente. En ese aspecto no hay ningún pero que podamos sacar. Pero a la hora de implantar un ritmo de narración, Heinlein patina un poco y en muchos momentos es capaz de casi detener la narración, mientras que en otras situaciones todo sucede con demasiada velocidad y sin darnos tiempo a digerir lo leído. En definitiva, creo que el ritmo de narración es demasiado irregular para mi gusto.


COSAS QUE ME HAN GUSTADO:

·        Lo que más me ha sorprendido de esta novela es Mike. Ordenadores con una conciencia propia es algo que ya hemos leído, pero Mike posee una personalidad muy próxima al ser humano y eso es lo que le hace ser muy interesante.
·     La recreación que se hace del entorno y la sociedad lunar es otro de sus puntos fuertes. Haciendo mucho hincapié en sus costumbres y forma de ser de los lunáticos.
·    A pesar de tener nada menos que cincuenta años, esta novela ha envejecido muy bien, y cambiando un par de puntos, podría pasar por una historia de ciencia ficción con tintes sociales de la actualidad.
·         Está es una obra donde podemos disfrutar de Heinlein y sus ideas en estado puro.

COSAS QUE NO ME HAN GUSTADO:

·         En algunos momentos el propio autor corta el ritmo de la narración, añadiendo un sin fin de datos económicos que terminaban por sacarte por momentos de la historia.
·         Aunque me gusta Heinlein, creo que en esta obra hay momentos donde abusa en exceso de tanto argumento político. 

CONCLUSIÓN:

A pesar de los muchos años que hace que esta novela fue publicada, sigue siendo un ejemplo a la hora de relatar una revolución. Ni su ambientación, por otro lado magnifica, ni su temática, se las puede considerar pasadas de moda, como si sucede en otras novelas de la época. Además de todo ello, la historia está escrita con maestría y solo los altibajos en la narración, le impiden que sea una novela de sobresaliente. Recomendable tanto para los fanáticos de la ciencia ficción, como para aquellos que disfruten de historias con un componente revolucionario como protagonista.

NOTA: 7.5 sobre 10.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada