Buscar este blog

miércoles, 2 de diciembre de 2015

"The Last Kingdom" Primera Temporada.


Cuando en el momento de su estreno hablé sobre el primer capítulo de esta serie histórica (podéis leerlo aquí), mi intención ni mucho menos era volver a escribir sobre ella en este blog, salvo claro esta por alguna circunstancia especial. Pero hete aquí que he seguido viendo la serie y como esa entrada hasta el día de hoy es una de las populares del blog y la serie ha terminado por gustarme más de lo que esperaba en un principio, pues he decidido hacer un pequeño superficial de la primera temporada.

Aquellos que no la hayáis visto podéis estar tranquilos, ya que no voy a meter ningún spoiler que os desvele el desenlace de la serie. Como he dicho, es un breve análisis sin entrar a hablar de la trama en sí.

Para empezar, y si memoria no me falla, esta primera temporada abarca los dos primeras libros de la saga escrita por Bernard Cornwell. En general se puede decir que la adaptación es bastante fiel a la historia que nos cuenta el escritor británico, lo que como suelo decir en estos casos se agradece. Tirando otra vez de memoria, veo algunos pequeños cambios en algunos personajes secundarios y ciertas tramas secundarias, pero en ningún caso los considero realmente significativos y en todo caso atienden a una lógica.

Respecto a los personajes, mi opinión tras ver el primer capítulo con respecto a Uthred no ha cambiado. Al actor le falta esa fuerza física que le convierta en un guerrero capaz de amedrentar a los fieros guerreros daneses. Pero la sonrisa y actitud altiva de la que hace gala de forma continua, si creo que casan bien con el Uthred de Bernard Cornwell. Así que al final se puede decir que cumple bastante bien, aunque todavía tengo la sensación de que en cualquier momento comenzará a lanzar flechas como un Legolas cualquiera.

El personaje de Alfred consigue transmitir lo que Cornwell pretendía y creo que el casting ha sido todo un acierto. Por un lado tenemos a un hombre de aspecto delicado, pero que posee una voluntad de hierro y una fe en su dios inquebrantable. Y eso es algo que se muestra muy bien en la serie, gracias a la actuación recia de David Dawson. Un diez tanto para el actor como para quienes lo eligieron.

Con Brida quizás hubiera estado mejor elegir una actriz con unos rasgos más atractivos. No es que Emily Cox sea poco atractiva, más bien diría que es justo lo contrario, pero entre sus facciones fuertes y la actitud masculina que le dan al personaje, no me terminó de convencer del todo.

En cambio el personaje de Leofric ha sido el que más me ha gustado con diferencia. El actor consigue que un tipo rudo y tosco como el guerrero, sea capaz de eclipsar al resto del reparto cada vez que abre su bocaza. Ya sea para lanzarle una pulla a Uthred con el que mantiene una gran amistad, o mostrar su apoyo incondicional a su rey Alfred.

Con el sobrino de Alfred, Aethelwold, no han tenido ningún género de dudas y han copiado a la perfección al personaje que narra Cornwell. Mujeriego, bebedor y un bufón incapaz de tomarse algo enserio en toda su vida. El actor que lo interpreta lo clava.

Otros personajes secundarios como el padre Beocca, Mildrith, Iseult, Oda el Joven, el padre Asser o el hermanastro de Uthred, Ragnar, realizan muy bien su papel dentro de la historia.

Dejando a un lado la adaptación y hablando de la propia serie en sí, nos hallamos frente a una serie de televisión que nos narra uno de los periodos más interesantes dentro de la historia de Inglaterra, cuando esta comienza a formarse como un único reino.

Solo por eso ya debería parecernos una serie interesante. Pero además no hay que olvidar lo bien llevado que esta el ritmo de la narración, consiguiendo que en ningún momento se hagan pesados los capítulos a pesar de su cerca de hora de duración. Lo logrados que están los escenarios y la ambientación de la época. Sin olvidarnos de la gran cantidad de acción, muy bien rodada por cierto, que podemos disfrutar en cada uno de los capítulos.

Hasta el día de hoy, finalizada la primera temporada, si tuviera que puntuar la serie estaría entre un siete y un ocho, lo que la pondría por encima de la mayoría de la actual parrilla televisiva.


Como recomendación final, creo que esta serie gustará tanto a los amantes de las series históricas, como aquellos que busquen una buena historia o simplemente quieran disfrutar de una serie con mucha acción y buenos personajes. Así que os animo a que la veáis.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada