Buscar este blog

viernes, 19 de febrero de 2016

Cazador Gris, tercera parte de Los Lobos Espaciales.

SINOPSIS:

En el futuro de pesadilla del 41 milenio, la galaxia es devastada por la guerra. Lo único que se interpone entre la Humanidad y su extinción son los Marines Espaciales. Los Lobos Espaciales son los marines más salvajes. Cuando las fuerzas del Caos se apoderan de uno de los artefactos más sagrados de su Capítulo, el Lobo Espacial Ragnar y sus camaradas deben entablar una batalla desesperada para recuperarlo antes de que un enemigo terrible y antiguo recupere su libertad.








Tras leer de seguido varias space operas me decidí a buscar una lectura más ligera y sobre todo en la que la acción fuera un elemento principal. Lo reconozco, me encantan las películas ochenteras y disfruto mucho con un buen film de acción. Por ese motivo, elegí continuar con las aventuras de nuestro Lobo Espacial favorito.

Como suele ser habitual en esta clase de libros, la trama es muy sencilla, los seguidores del caos han robado una de las reliquias más importantes de los Lobos Espaciales, nada menos que la lanza de Russ, que este uso para luchar contra su gran enemigo Magnus.

Con el honor de su capítulo en juego y por primera vez en muchos años, todas las compañías de Lobos Espaciales se lanzarán a la batalla a recuperar la lanza y destruir a los osados adoradores del caos que se han atrevido a tamaña tropelía. Por supuesto eso incluirá a Ragnar y a sus compañeros de los Garras Sangrientas.

Con el transcurso de las páginas seremos testigos de como las extraordinarias actuaciones de Ragnar conseguirán atraer la atención de sus superiores, ganándose de esa forma el favor y la confianza de Berek Puño de Trueno, el Señor Lobo de su compañía y uno de los mayores guerreros de todo el capítulo.

Tras la llegada a Garm, el planeta aliado donde se guardaba la Lanza de Russ, los Lobos Espaciales se unirán a la Guardia Imperial y a una Legión de Titanes para enfrentarse a las fuerzas del caos que han emponzoñado ese mundo. Desde ese momento la acción fluirá de forma trepidante y pocos respiros podrán tomarse Ragnar y sus compañeros cuando comprendan la magnitud de lo que está en juego sino consiguen destruir a los adoradores del caos.

El final de la historia está cargado de muchas peleas y la aparición de un viejo enemigo de Ragnar que le pondrá las cosas muy complicadas al joven Lobo Espacial. Tanto, que llegado el momento, las acciones de Ragnar le conducirán a una situación que pondrá en peligro su continuidad dentro de su capítulo.

El ritmo de la narración durante la historia va en aumento hasta que llegado el momento se convierte en una vorágine de golpes y sangre. La prosa es sencilla y fácil de digerir, aunque no por ello la catalogaría de pobre.

Igual que sucede en los otros libros, el protagonista absoluto de la historia es Ragnar. Sus compañeros de andanzas en las otras novelas, salvo por el dicharachero Sven, pasarán muy de puntillas en esta tercera parte. Aunque para compensar aparecerán otros personajes secundarios. Ninguno destacable salvo quizás Berek Puño de Trueno, pero este tampoco llegará nunca a hacerle ni la más mínima sombra a Ragnar.

COSAS QUE ME HAN GUSTADO:

·      Es uno de esos libros en los que prima la acción por encima de todo, y que gracias a su gran ritmo te pueden servir para evadirte de otras lecturas mucho más pesadas.
·       La evolución constante que sufre el personaje de Ragnar, así como la relación de camaradería que este mantiene con su compañero de armas Sven.

COSAS QUE NO ME HAN GUSTADO:

·      El final me ha parecido bastante flojo. Obvia decir que no esperaba ningún desenlace que me dejara boquiabierto, pero algo más trabajado tampoco hubiera estado mal.
·         Más que la trama en sí, que tiene cierto interés, me parece que el desarrollo de la historia es muy mejorable. Durante toda la novela podemos observar que autor se excede a la hora de simplificarla, al no aportar ninguna clase de giro argumental, ni introducir tramas secundarias.

CONCLUSIÓN:

Siempre que hablo del mundo literario que representa el universo de Warhammer comento lo mismo, en su mayoría son obras sin grandes pretensiones más que entretener al lector, cosa que suelen cumplir. Por lo tanto mucho más no se les puede pedir ya que en ningún caso buscan engañar a nadie. Pero en este caso y después de haber leído los dos tomos anteriores de esta saga, si creo que William King podría haberle sacado más jugo a esta novela. Esto no quiere decir que sea un mal libro ni mucho menos, pero sí el más flojo de la historia de los lobos espaciales, al menos de momento. Como cualquier libro que pertenece a una saga, solo es recomendable para aquellos que la estéis siguiendo y hayáis leído los anteriores.

PUNTUACIÓN: 6 sobre 10.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada