Buscar este blog

martes, 31 de mayo de 2016

Cuchillo del Lobo, un poco de Warhammer para desconectar.

SINOPSIS:

La antigua Casa Navegante Belisarius es aliada de los poderosos Lobos Espaciales desde hace siglos. A cambio de hacer posibles los viajes a través del espacio disforme, los Lobos Espaciales proporcionan una guardia de honor de guerreros de élite a la casa: los Cuchillos del Lobo. Cuando Ragnar inicia su trabajo en la antigua Terra se ve envuelto de inmediato en una trama de asesinatos cuyas implicaciones alcanzan al Imperio. Poco acostumbrado a las complejas maquinaciones políticas, Ragnar debe recurrir a la furia de los Lobos Espaciales para salvar a la noble dinastía y recuperar su honor.



Después de varias lecturas sesudas que llamo yo, me apetecía leer algo que fuera más fácil de digerir y me permitiera disfrutar de lo que leía sin mayor ambición. Por ello busqué entre mi pila de libros pendientes y no tardé en seleccionar esta novela.

La historia nos sitúa justo después de los eventos vistos en el anterior libro de Cazador Gris. Allí Ragnar había empleado la venerada Lanza de Russ para evitar que Magnus el Rojo retornara a la vida. Lo que debía de ser un acto heroico a los ojos de sus hermanos, se había transformado en un castigo por haber perdido el arma que su Primarca reclamaría el día que retornara para comandar a su capítulo.

Tras diversas discusiones entre los jefes de cada uno de los clanes, se decide enviar a Ragnar a Terra hasta que las aguas se calmen un poco. Allí se unirá a los Cuchillos del Lobo. Una compañía que protege a la Casa Navegante Belisarius, con la que llevan aliados más de diez mil años. Y que acaban de sufrir un tremendo revés, al permitir que el líder de la Casa Belisarius haya sido asesinado.

Una vez llegado a la sagrada Terra, Ragnar descubrirá que en aquel lugar que debía de ser el centro de la fe al Emperador, anida la mayor corruptela y ansia de poder de todo el imperio. Tanto las casas Navegantes, como la Inquisición, como el Administratum, quieren ejercer el mayor control posible del imperio sin importarles el precio a pagar.

Pero aquello no es lo único que preocupará a Ragnar, que descubrirá que hay una conspiración contra la casa de navegantes que debe defender con su vida, y es más que posible que detrás de esa conspiración puedan estar un grupo de Herejes dispuestos a que Terra se tambalee.

Con la ayuda de otros tres Lobos Espaciales, Ragnar deberá encontrar a esos asesinos y herejes, e intentar detener sus planes antes de que sea demasiado tarde.

El resultado de esta historia solo podréis descubrirlo si os leéis el libro, aunque os adelanto que a pesar de estar en Terra, a Ragnar no le van a faltar cabezas que partir ni situaciones en las que jugarse la vida.

Como ya sabréis el personaje sobre el que gira la historia es Ragnar, del cual tampoco os voy a hablar demasiado. Pero sí de sus dos acompañantes, Torin y Haerg. Ambos destacan por salirse del molde de lo que esperamos de un Lobo Espacial. Torin luce un aspecto refinado impropio de alguien de Fenris. De modales delicados y mente muy rápida. Es evidente que su paso por Terra ha afectado a su personalidad, o al menos es lo que quiere aparentar. Haerg es probablemente el Lobo Espacial más grande y gordo que hemos conocido hasta la fecha. De aspecto bruto y fuerza sobrenatural incluso para un marine, solo piensa en pelear y comer, aunque como en el caso de Torin, hay mucho más de lo que parece. Ambos tienen una relación muy estrecha y nos depararán algunos de los momentos más divertidos de la historia.

Con respecto a la lectura, casi desde el inicio nos veremos atrapados por un ritmo de narración muy ágil, que junto a la prosa ligera que emplea William King, conseguirán que sin darnos cuenta vayamos devorando página a página hasta terminar con él.


COSAS QUE ME HAN GUSTADO:

·      Que la trama profundizara, aunque solo haya sido un poco, dentro de una casta tan misteriosa como es la de los navegantes y nos permita conocer algunos de sus muchos secretos.
·      Los dos lobos espaciales que acompañan a Ragnar en esta aventura. Ambos secundarios me han parecido muy bien construidos y encajan muy bien con la historia.
·         La gran cantidad de acción que acompaña siempre a Ragnar. A primera vista Terra no parecía el mejor escenario donde disfrutar de una buena lucha, pero donde hay Lobos Espaciales, al final siempre hay pelea.

COSAS QUE NO ME HAN GUSTADO:

·      Dentro de que muchos de estos libros de Warhammer los empleo para desconectar y a sabiendas de que es lo que puedo esperar de ellos, creo que la trama podría haber sido un poco más compleja y no tan simple.
·       El final no creo que sea de esos que pasen a la historia. Como sucede con el resto de la trama, algo un poco más trabajado no hubiera estado mal.

CONCLUSIÓN:

Para los que hayáis leído los anteriores libro de los Lobos Espaciales, deciros que Cuchillo del Lobo es más de lo mismo. Acción, adrenalina y disparos de bolter por doquier. Aunque en este caso y por primera vez, veremos como Ragnar es alejado de sus compañeros de escuadrón. Es un libro que se lee rápido, gracias a un ritmo trepidante y a una prosa sencilla, pero eficiente. Si la historia hubiera estado un poco más trabajada, podría haber llegado a ser una novela de notable, pero por desgracia no es el caso. En definitiva, este es uno de esos libros que van geniales cuando te apetece desconectar y leer algo y en la que la acción es la gran protagonista.

NOTA: 6.5 sobre 10.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada